Dos posibles casos de femenicidios tienen en luto a Angostura y a Segovia

Estos crímenes tienen consternadas a las dos poblaciones antioqueñas.

agresion_mujer
Las mujeres vuelven a ser blancos de la intolerancia. Foto: ARCHIVO.

Dos nuevos casos de femenicidio se presentaron en los municipios de Angostura y Segovia, municipios en donde fueron asesinadas una joven de 19 años por haberse negado a bailar con el presunto autor material; y una mujer de 28 años, madre de familia.

Según informaciones preliminares por parte de las autoridades, en Angostura, la joven se habría negado a bailar con un hombre que se encontraba en el lugar, lo que ocasionó la indignación de éste y empezó a lanzar disparos al aire, hecho que provocó que uno de los tiros a la mujer.

Por otra parte, una mujer madre de tres menores fue asesinada al interior de su vivienda ubicada en la vereda Manzanillo del municipio de Segovia, Nordeste de Antioquia; este hecho fue provocado por sujetos sin identificar quienes ultimaron a la mujer enfrente de sus hijos.

“En el caso de Angostura, la Policía Judicial en coordinación con la Fiscalía, están adelantando una acciones investigativas para lograr ágilmente los requerimientos respectivos en contra del autor; y el otro caso que enlutó a la población de Segovia, estamos en trabajo con la Fiscalía, hay una información que venimos recolectando y que viene siendo analizada por todos los entes involucrados en este caso”, declaró el Coronel Ramiro Riveros, Comandante del Departamento de Policía Antioquia.

Durante 2015, más de 130 mujeres han sido asesinadas en Colombia; muchos de esos casos, hacen parte de la lista de feminicidios, castigados ahora en Colombia con hasta 50 años de cárcel, gracias a la recién establecida ley “Rosa Elvira Cely”.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario