Habitantes en zona de desminado en Briceño piden cumplimiento con labores sociales

Los habitantes esperan una segunda etapa del desminado para erradicar la problemática.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Durante el transcurso de este martes 24 de noviembre delegados del Gobierno Nacional y las Farc estuvieron en la vereda El Orejón, municipio de Briceño, realizando el estudio técnico del desminado humanitario en esta área, pero habitantes de este lugar piden que continúen con esta labor y que no se olviden de las obras sociales pactadas.

La comisión de habitantes de la vereda El orejón, lugar en el que se adelanta desde hace siete meses el desminado humanitario pactado en la mesa de diálogos en La Habana, Cuba, solicitaron que se cumpla con las obras sociales en el lugar, como la construcción de la escuela, una vía, cultivos y granjas.

“Es una triste situación para nosotros como los habitantes de esta vereda, porque acá dicen que el avance del desminado está en un 80 y 90%, pero en los proyectos sociales que son para las comunidades no han avanzado, solamente los estudios y físicamente no se ha hecho nada, yo digo que habrá un 10 o un 15% de avance”, expresó Fabio Muñoz, Líder de la Comisión de habitantes de briceño.

Asimismo, el líder comunitario espera que haya una segunda fase de desminado en la vereda, porque de no ser así, él considera que se dejaría en la zona la misma problemática y temor por volver a encontrar una mina antipersona.

Si bien en el tema del desminado avanzan progresivamente, así lo expresaban Pastor Alape, jefe guerrillero y el General Rafael Colón, director de la Unidad para la Acción contras las Minas, los proyectos sociales presentan un atraso, según lo manifestado por los habitantes.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario