Fotos: Central de Guatapé ya funciona al 100% tras el desastre que tuvo en vilo al país

Una de las inquietudes en la ciudadanía eran los costos del daño producido en el desastre, que fueron cerca de 700 mil millones de pesos, pero EPM también dio un parte de tranquilidad en este aspecto.

Sig Ant

jorge_londoño_cuesta_epm
El Gerente de EPM habló sobre este hecho. Foto: EL PALPITAR / Alexander Bermúdez.

central_hidroelécrica_guatape_epm_turbinas
Empleados se mostraron esperanzados con la puesta a punto de las ocho generadoras. Foto: EL PALPITAR / Alexander Bermúdez.

central_hidroelécrica_guatape_epm_turbinas2
Foto: EL PALPITAR / Alexander Bermúdez.

central_hidroelécrica_guatape_epm_turbinas3
Foto: EL PALPITAR / Alexander Bermúdez.

central_hidroelécrica_guatape_epm_turbinas4
Foto: EL PALPITAR / Alexander Bermúdez.

central_hidroelécrica_guatape_epm_turbinas5
Foto: EL PALPITAR / Alexander Bermúdez.

central_hidroelécrica_guatape_epm_turbinas6
Foto: EL PALPITAR / Alexander Bermúdez.

Sig Ant

Después de haber sufrido un desastre en las máquinas de la central hidroeléctrica de Guatapé, situación que puso en vilo el suministro energético al país, este sábado, 25 de junio, inició sus operaciones al 100% en tiempo “record”.

En medio de un evento especial y la alegría por volver a restablecer completamente las ocho unidades generadoras, el gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta volvió a dar rienda suelta a la planta para suministrar de forma habitual la energía eléctrica al 4% del país. Lea también Central de EPM en Guatapé funciona al 50% de su capacidad

“Me siento muy agradecido con las personas que colaboraron de una u otra manera en restablecer las operaciones de esta central, felicitar a mi gente de EPM en todas las unidades, cerca de 300 personas que trabajaron para superar esta dificultad”, aseguró Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de EPM.

Con la puesta a punto de la central hidroeléctrica, ubicada en el Oriente antioqueño, las ocho unidades generadoras en conjunto le dan a la central una capacidad de 560 MW, razón por el cual es motivo de alegría y confortación.

Titánica labor para trasladar 800 toneladas de cable

Para poder arreglar los cables que se destruyeron en el incendio provocado el pasado 15 de febrero de este año,central_hidroelécrica_guatape_epm_turbinas6 se tuvieron que traer cerca de 800 toneladas de este elemento, además de accesorios y herramientas desde México, a través de la firma Prysmian. Lea también Ya están en Guatapé los primeros cables para reparar la hidroeléctrica

“Iniciamos la búsqueda de los cables, hicimos diagnósticos, analizamos alternativas con proveedores, servidores de EPM se desplazaron a México -donde estaban disponibles los cables- para adelantar la revisión técnica, y ejecutamos un gran operativo logístico para la importación de los insumos”, puntualizó el alto funcionario.

Para poder traer todo este material desde el país de América del Norte, se tuvieron que realizar un total de ocho vuelos, para luego trasladarlos desde el aeropuerto José María Córdova hasta la central por vía terrestre.

El valor del daño en el desastre, motivo que inquieta a la ciudadanía

Adicionalmente y una de las mayores preocupaciones en la ciudadanía, eran los costos aproximados que tendrían estas reparaciones. Sin embargo, EPM también dio un parte de tranquilidad tras asegurar que las finanzas están seguras. Lea también Diez personas heridas tras incidente en central de EPM en Guatapé

“Después del accidente, la compañía aseguradora ha evaluado e investigado de forma rigurosa el accidente y ya nos confirmaron que el hecho es sujeto de reclamación, es decir que nos van a cubrir gran parte de los 700 mil millones de pesos que costó el daño”, declaró Londoño de la Cuesta.

De esta manera, la central hidroeléctrica va pasando la página luego del desafortunado accidente y, 68 días antes de lo previsto, vuelve a funcionar el 100%, esta vez con otro tipo de cable que tiene una garantía estimada entre los 25 y 30 años, según la firma mexicana.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario