Apagón que afectó a Antioquia no fue producto de un atentado terrorista

El apagón, que tuvo impacto en varias regiones del país, tampoco fue responsabilidad EPM, según argumentó la empresa.

Central_Hidroeléctrica_Guavio
Embalse de Guavio, provincia de Cundinamarca. Foto: CORTESÍA.

En el transcurso de esta mañana se descartó que el apagón que afectó a los departamentos de Antioquia, Cundinamarca, Tolima, Meta y Valle del Cauca, entre otros, obedeciera a un atentado terrorista, y se confirmó que se debió a fallas técnicas.

Según Jaime Alejandro Zapata, gerente del Centro Nacional de Despacho de XM, el inconveniente se produjo por fuertes descargas atmosféricas que causaron problemas en la Central Hidroeléctrica de El Guavio, que administra por XM, filial de ISA.

“Estamos revisando las causas y no hay indicios de que pudo haber sido un atentado terrorista. Con la información que tenemos en el momento podemos decir que la causa es técnica”, precisó Zapata en declaraciones a Blu Radio.

Además, se pudo establecer que hacia las 9:00 de la noche del pasado miércoles hubo una salida de 1.200 megavatios desde dicha Central, la cual afectó cerca de 52 circuitos que impactó a miles de personas en todo el país.

En el caso de Antioquia, de acuerdo con EPM, los municipios afectados por el incidente fueron Medellín, Bello, Santa Rosa, Envigado, Itagüí, Turbo, Chigorodó, San Rafael, Betulia y Andes, aunque el apagón fue bastante corto (no superó los cinco minutos, informó XM).

Así pues, EPM aclaró que no tiene responsabilidad en el hecho y que la interrupción momentánea del servicio eléctrico fue corta y, en el algunos casos, parcial.

Por otra parte, la ciudad más afectada fue Bogotá, donde cerca de 700 mil personas se vieron afectadas por el apagón, que en la capital del país duró casi tres horas.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario