Chocó vive una jornada paralizada por “incumplimientos” del estado con el departamento

Entidades estatales, comerciales y el transporte, entre otros, están paralizados en el Chocó.

paro_civico_chocó
Miles de chocoanos salieron a marchar. Foto: CORTESÍA.

Paralizado amaneció el departamento del Chocó ante el paro cívico indefinido que promulgó el Comité Cívico por la Salvación y Dignidad del Chocó, grupo que denuncia el olvido y la desatención del gobierno Nacional con esta zona del país.

Desde establecimientos comerciales hasta entidades descentralizadas del sector público, se han cerrado escalonadamente en casi la totalidad del departamento, especialmente el Quibdó donde se adelanta una marcha.

“El evento comenzó a las 6:00 de la tarde con un toque de campanas y pólvora, a las 8:00 pm se reunió la gente de la ciudad es un espacio simbólico, en el parque Manuel Mosquera Garcés, se comenzó el recorrido por la ciudad en anillo central y se han estado arrimando más gente”, declaró Antonio Andrade, miembro del Comité Cívico por la Salvación y Dignidad del Chocó.

A medida que va avanzando la manifestación, los chocoanos se van sumando cada vez más a la marcha para luego reunirse en el parque Centenario, al frente de la catedral, para realizar un cabildo abierto.

“El transporte está relativamente suspendido, al centro no se permite el ingreso, el comercio está suspendido, varios locales también están cerrados y las entidades nacionales también, poco a poco la comunidad se va involucrando”, aseveró el miembro del comité.

El paro cívico se está realizando de manera indefinida, mientras que la comunidad exige mayor cumplimiento del gobierno Nacional ante un departamento que, según el comité, ha sido olvidado y dejado atrás en un desarrollo “subyugado”.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario