Ejército da golpes a Eln y Clan del Golfo, en municipios de Antioquia y Chocó

Ambas organizaciones criminales han aumentado su injerencia en subregiones del departamento, y la respuesta de las fuerzas armadas ha sido constante gracias a la cooperación ciudadana, según el Ejército.

Ejército_ELN
Munición incautada durante operativo del Ejército. Foto: Cortesía.

Fuertes golpes propinó el Ejército Nacional al Eln y al denominado Clan del Golfo, en operativos militares que dejaron como saldo un delincuente muerto, nueve capturados, explosivos detonados e infinidad de armas y municiones decomisadas.

En primera instancia, las fuerzas armadas sostuvieron combates en el sector La Molana, del municipio de Atrato (Chocó), que permitieron la dada de baja de un delincuente y la captura de nueve presuntos criminales.

Ejército_ELN1
Entre los supuestos delincuentes asegurados por las tropas hay dos mujeres, como se aprecia en la imagen. Foto: Cortesía.

Según el Ejército, en medio de las operaciones se incautaron dos fusiles AK 47, dos proveedores para fusil, 978 cartuchos 762 AK 47, un radio de comunicaciones, 5 equipos pixelados, 4 camuflados con gorra y 3 chalecos porta proveedores.

Por otra parte, tropas de la Cuarta Brigada del Ejército ubicaron seis cilindros de gas preparados con explosivo y metralla, cada uno de ellos de unos 25 kilos, que al parecer eran propiedad del Eln.

Ejército_ELN2
Las “bombas” improvisadas, custodiadas por soldados antes de su detonación controlada. Foto: CORTESÍA.

La localización de los explosivos se dio en la vereda Quebrada Negra, jurisdicción de Campamento, en el Norte antioqueño, donde se detonaron de manera controlada y sin poner en riesgo a la población civil.

De acuerdo con información preliminar suministrada por las fuerzas militares, el material detonado iba a ser utilizado como arma trampa contra tropas del Ejército.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario