Por golpear a su compañera, jugador de Rionegro Águilas fue a la cárcel

Según la Fiscalía, al jugador se le aplicó medida intramural por haber cometido violencia intrafamiliar agravada.

Hanyer_Mosquera_Rionegro
Hanyer ya había registrado actos de indisciplina en Rionegro Águilas. Foto: Cortesía.

Hanyer Mosquera, defensor de Rionegro Águilas, club de la primera división del balompié colombiano, fue detenido y asegurado en prisión de forma temporal luego de que se estableció que golpeó a Hindira Herazo, su compañera sentimental.

Cabe recordar que el jugador no compitió con su equipo en la fecha pasada de la Liga Águila por un supuesto hecho de indisciplina.

Dicho acto estaría relacionado con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, lo que además suscitó la agresión que al mediodía de este domingo le propinó a su mujer.

El jugador llegó a la casa en la madrugada del domingo aparentemente borracho, y agredió a su compañera en un ascensor, ante el ‘ojo’ vigilante de una cámara de seguridad.

El Coronel Giovanni Buitrago, comandante (e) de la Policía Antioquia, precisó que los uniformados de un cuadrante en Rionegro dieron captura al futbolista al verlo agredir a su compañera.

“Tenía aparente estado de embriaguez. Y parece que ya había tenido algunos llamados de atención dentro del mismo equipo de fútbol por algunos actos de indisciplina”, indicó el alto oficial.

Según la mujer de Mosquera, éste ya la había agredido en ocasiones anteriores, incluso estando ella embarazada, pero por temor y confianza en que cambiaría no había denunciado con anterioridad.

A Mosquera se le aplicó medida intramural y deberá aguardar a que se le realice una audiencia de imputación de cargos por violencia intrafamiliar agravada. 

Por su parte, las directivas del club en el que juega Mosquera no dieron declaraciones a medios de comunicación y precisaron que en el transcurso de este martes darán una comunicación de lo que sucederá laboralmente con el jugador.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario