Para 2019, recorrido entre Medellín y Guatapé se reducirá en 40 minutos

Las obras tendrán un costo total de 194 mil millones de pesos, que contemplan mantenimiento de la vía Marinilla – Guatapé por 30 años.

Guatape_El_Palpitar
Guatapé tiene una gran importancia en materia de turismo. Además, posee una de las generadoras hidroeléctricas más importante del país. Foto: El Palpitar.

Este jueves, la Gobernación de Antioquia firmó una Alianza Público Privada -APP- que permitirá la intervención de la vía que comunica al municipio de Marinilla con Guatapé y la ampliación a 10 metros de la calzada, además de la construcción de una moderna ciclorruta.

Estas obras, afirmaron las autoridades departamentales, estarían listas para el año 2019.

Los 30 kilómetros que serán intervenidos, además, pasan por el municipio de El Peñol, que junto con Guatapé representa uno de los municipios más turísticos y conocidos del Oriente antioqueño.

El costo total de la obra será de 194 mil millones de pesos: 90 mil serán invertidos en la ampliación de la vía y 104 mil más en el mantenimiento de la carretera hasta 2049.

Las obras iniciarían el próximo año y tendrían una duración de dos años, y contemplarían la construcción de una ciclorruta de dos metros de anchura, que permitirá que deportistas y aficionados hagan ejercicio en los hermosos paisajes de dichos municipios.

Durante la obra se generarán 350 empleos, en tanto que en los 28 años restantes habrá disponibilidad de por lo menos 100 empleos directos.

Asimismo, cuando la obra esté lista en el segundo semestre de 2019, el tiempo de recorrido entre Medellín y Guatapé se reduciría en 40 minutos. Asimismo, permitiría una más rápida comunicación entre la capital antioqueña y otros importantes municipios del departamento, como San Rafael y San Carlos.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario