Avión de Lamia pudo haber chocado con dos aeronaves de Avianca, según controladora

La controladora que manejó la situación del avión de Chapecoense afirmó que la tragedia pudo ser mayor.

Accidente-Chapecoense1

Yaneth Molina es la controladora aérea que estaba de turno cuando ocurrió el trágico accidente del avión de Lamia que viajaba con periodistas y el equipo Chapecoense, en el que fallecieron 71 personas. Ella aseguró que la tragedia pudo haber sido peor…

Según lo detallado por Molina, en entrevista exclusiva para Blu Radio, aquél 29 de noviembre ella tenía ocho aviones que debía tener separados unos de otros a por lo menos cinco millas. A pesar de eso, la aeronave “de Lamia estuvo muy cerca de las otras aeronaves, como a una milla”, dijo.

La controladora contó que minutos antes de que ocurriera el accidente, el avión que transportaba al Chapecoense estaba sobre uno de Lan y con dos de Avianca a los lados mucho más cerca de lo establecido, por lo que se puedo haber provocado un choque entre ellos y haber generado una tragedia mayor.

“Como los veo tan cerca, saco a las dos aeronaves de Avianca porque sino, hubiera sido mucho más trágico”, aseguró Yaneth Molina.

Por otra parte, la Aeronáutica Civil dio a conocer un informe preliminar sobre la investigación del accidente con la intención de que otras aeronaves no comentan los mismo errores y evitar posibles accidentes, pero no es algo que aporte a nivel judicial.

En la investigación se dio a conocer que el avión debía hacer una parada técnica en el aeropuerto de Cobija y además llevaba más peso del reportado: “El avión fue aprobado con un plan de vuelo para un peso de 41.800 kilos, pero llevaba 42.148, por encima del permitido”, dijo El director de la Aeronáutica Civil, Alfredo Bocanegra.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario