Cayó Carne Rancia, el “cerebro” en el asesinato de policía en Pueblorrico

Según Inteligencia de la Policía, alias Carne Rancia tenía bajo su cargo 15 delincuentes y tendría en actuar cerca de 30 homicidios en esta zona.

Carne Rancia estaba escondido en una finca. Foto: CORTESÍA.

Las autoridades de la Policía de Antioquia capturaron en el municipio de Betania a alias Carne Rancia, presunto autor intelectual del asesinato de policía en Pueblorrico, hechos ocurridos a mediados de mayo.

Con labores de seguimiento e inteligencia de la Policía se logró dar con el paradero de este hombre, quien se encontraba escondido en una finca de la vereda La tablaza, en Betania.

Según el comandante de la Policía de Antioquia, el Coronel Wilson Pardo, alias Carne Rancia es un temido cabecilla del Clan del Golfo en el Suroeste antioqueño, que tenía bajo su cargo 15 delincuentes y se le sindica alrededor de 30 homicidios en esta zona.

“Alias Carne Rancia es el autor intelectual del asesinato del Patrullero Alejandro Caro Jave, en hechos registrados el pasado 19 de Mayo de 2017 en el municipio de Pueblorrico, anteriormente ya se habían capturado a los autores materiales”, señaló el alto oficial.

Lea Fotos: Policía “agarró” a presuntos asesinos de patrullero en Pueblorrico

Asimismo, Pardo informó que con esta captura se fisura las finanzas del Clan del Golfo en el Suroeste, debido a que este cabecilla estaba encargado del control de las rentas ilegales en todo el Suroeste Antioqueño mediante extorsión a comerciantes, ganaderos entre otros, actividad que generaba ganancias aproximadas por $4.800.000.000 pesos.

Este hombre deberá responder ante un fiscal por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de extorsión agravada, narcotráfico y homicidio.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario