Zootecnistas de la UNAL desarrollaron un alimento para conejos a partir de la pulpa de naranja

Con este nuevo alimento, los productores tendrían un ahorro cercano al 50%.

conejo_unal
Los conejos ganaron un peso similar con este producto. Foto: CORTESÍA.

El alimento para conejos a partir de la pulpa de naranja y la planta de botón de oro es igual de nutritivo y más barato que el alimento comercial, así lo demostró este resultado del Grupo de Estudiantes de Zootecnia (GEZ) de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional Sede Medellín, quienes obtuvieron este producto por medio de una investigación.

Este grupo logró hallar este producto combinando las bondades de estos elementos, especialmente el de la pulpa de la fruta que habitualmente es desechada por los productores de jugo, para lograr de esta manera un alimento de calidad para los animales sin aumentar sus costos.

“La pulpa de naranja fue ensilada (sistema de fermentación para generar proteínas), secada y molida hasta que quedara en harina. Posteriormente, se le agregó la planta botón de oro, un sencillo alimento balanceado que puede ser hasta un 60% más económico”, explicó el profesor Raúl Adolfo Velásquez Vélez. Doctor en Ciencias Animales y coordinador del proyecto.

De esta manera, los productores de conejos podrían abaratar sus costos de mantenimiento con este alimento, que genera las mismas condiciones nutricionales en los conejos, además de la calidad en su carne.

“Encontramos en los diferentes tratamientos ganancias similares de peso: con el concentrado comercial ganábamos entre 17 y 20 gramos diarios por conejo y con la pulpa de naranja la medida se mantuvo, lo que indica que este producto se puede reemplazar”, señala el profesor.

De esta manera, el grupo investigador afirmó que mientras el concentrado habitual cuesta mil 400 pesos, el producto obtenido por  los zootecnistas cuesta entre 600 y 700 pesos.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario