Lo trágico y curioso del sexo es recogido en libro de periodista colombiano

En “Sexo”, publicado por Planeta, Pirry, uno de los periodistas de investigación más populares de Colombia, relaciona los problemas de algunos países con la falta de una educación sexual adecuada.

Libro_pirry_el_Palpitar
Foto: CORTESÍA.

El libro “Sexo”, que aborda las diferentes vertientes de esta actividad humana, desde su uso político en los conflictos, hasta las curiosidades más exóticas, fue presentado en la Feria Internacional del Libro de Bogotá por el periodista colombiano Guillermo Arturo Prieto, conocido como “Pirry”.

Pirry aseguró durante la presentación de su libro que “muchos de los problemas sociales del mundo parten de una educación sexual que ha sido usada históricamente por las religiones como algo pecaminoso, de lo que no se debe hablar”.

De esta forma habla de temas como los casos de pederastia dentro de la Iglesia católica, la prostitución, la violencia sexual en los conflictos de la República Democrática del Congo o una familia ecuatoriana que planeó el secuestro de su hija para separarla de su novia e internarla en una clínica de “deshomosexualización”.

Según el autor, en el sexo se han manejado los extremos, al punto de que “la virginidad se ha tomado como lo más alto de una persona y el sexo como lo más cochino”, lo cual “genera una confusión entre la sociedad”.

El periodista Ricardo Silva, quien hizo la presentación del libro, calificó “Sexo” como un escrito que va “en contra de la caverna, de la doble moral (…) un libro que critica el sexo y permite al lector saber qué es el sexo y qué no lo es”.

Pirry aseguró que durante el siglo XXI el sexo ha sido empleado como un arma de guerra, donde se destruye al enemigo violando sus hijas y familiares.

Así en uno de sus capítulos, el periodista describe cómo una de las cinco milicias involucradas en el conflicto de la República Democrática del Congo ha convertido a las mujeres en trofeos sexuales.

De igual forma, el autor menciona el caso del sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, quien en los últimos años de su vida fue apartado del ministerio sacerdotal por el Vaticano debido a las numerosas denuncias de abuso sexual que acumuló durante décadas.

“El Vaticano ha tratado de restarle importancia a los casos de pederastia al interior de la Iglesia, siempre hablando de casos aislados y ovejas negras”, resalta Pirry en el capítulo “Pastores con piel de lobo”.

Silva afirmó que “estos abusos de la Iglesia son tan escalofriantes a los del Congo” y añadió: “no hay más corrupción que en el Vaticano, a excepción de la FIFA”.

El libro dedica una parte a curiosidades como las de “los maestros del origami” que narra la historia de Simon Morley y David Friend, quienes con su órgano reproductor son capaces de hacer diferentes figuras, o las prostitutas de un burdel de Tailandia que lanzan bolas de ping-pong con la vagina. 

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario