En fotos: Así se gozó la Batalla de Flores del Carnaval de Barranquilla

 

La jornada de gozadera, como es llamado el Carnaval de Barranquilla, continúa bajo el mando de la reina, Marcela García Caballero.

Sig Ant
Carnaval-Barranquilla-Palpitar9
La reina del Carnaval de Barranquilla 2016, Marcela García Caballero. Foto: CORTESÍA Hansel Vásquez.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar8
Foto: CORTESÍA Hansel Vásquez.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar7
Foto: CORTESÍA Hansel Vásquez.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar6
Foto: CORTESÍA Hansel Vásquez.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar5
Foto: CORTESÍA Hansel Vásquez.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar4
Foto: CORTESÍA Hansel Vásquez.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar3
Foto: CORTESÍA Hansel Vásquez.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar2
El tambor alegre, la gaita, las maracas y la tambora de Petrona Martínez y su grupo pusieron a bailar a los asistentes. Foto: CORTESÍA CARACOL TELEVISIÓN
Carnaval-Barranquilla-Palpitar1
De izquierda a derecha: Linda Palma, Rochi Stevenson, Iván Lalinde y Mario Espitia. Foto: CORTESÍA CARACOL TELEVISIÓN.
Carnaval-Barranquilla-Palpitar
Foto: CORTESÍA CARACOL TELEVISIÓN.
Sig Ant

Una alusión especial al ficticio pueblo de Macondo, inventado en el mundo literario de Gabriel García Márquez, fue el enfoque que la reina del Carnaval de Barranquilla 2016, Marcela García Caballero, le quiso dar al la Batalla de Flores, un tradicional desfile por la Vía 40 que reúne a propios y a turistas en torno a “una sola gozadera”.

Diferentes personalidades del espectáculo nacional también estuvieron presente en carros camiones y carrozas, bailando al ritmo de champetas, cuambias, fanfarrias y demás músicas propias de la región Caribe colombiana.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario