El campeón dijo “presente” y fue afectivo en el comienzo liguero

Orlando Berrío y Alejandro Guerra, anotaron los goles del equipo verde. Romero descontó para Alianza.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Atlético Nacional, actual campeón de la Liga Águila, derrotó este domingo 3-1 al Alianza Petrolera, en un juego disputado, friccionado, en el que el equipo local fue efectivo y contundente, ante los más de 30 mil aficionados que llegaron al Atanasio Girardot.

Sólo tres minutos necesitó Atlético Nacional al comienzo del juego para marcar el primer tanto: un pase largo de Alexis Henríquez que fue convertido en gol por Orlando Berrío.

Sin embargo, la expulsión de Henríquez a los 29 minutos, luego de una doble amarilla por protestar, cambió el panorama del juego que se fue equilibrando hacia el lado de los petroleros; tanto así, que que al minuto 35 fue decretado un penal que Sergio Romero cambió por el gol del empate, un cobro al palo izquierdo de Cristian Bonilla quien buscó el otro extremo del arco.

Pese a ello, Nacional salió en el segundo tiempo con actitud arrolladora y al minuto 47 consiguieron el gol de la ventaja: pase largo de Mejía de Guerra, quien con un pase de taco habilitó a Berrío para que marcara el segundo verde y su doblete.

En más, el equipo verde, en inferioridad numérica, le entregó la pelota a Alianza, pero el potencial ofensivo no fue el mejor para inquietar el arco de Bonilla. Luego, en un partido que parecía de trámite, Alejandro Guerra aprovecho un error en la salida y al minuto 75 decretó el 3-1 final con el que Atlético Nacional arrancó la Liga ratificando su condición ganadora.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario