Medellín ganó el clásico y lidera la Liga

Además, el equipo verde, local esta tarde, perdió un invicto de 16 fechas jugando en casa.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Dos goles de Leonardo Castro le dieron la victoria a Independiente Medellín, este sábado en la disputa del clásico 290 entre Atlético Nacional y el equipo rojo.

Con este resultado, los dirigidos por Leonel Álvarez llegaron a 33 puntos y son líderes de la Liga Águila I. Entretanto, los verdes son segundos por el momento, con 32 puntos.

Primera etapa con resultado compartido

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

El comienzo del juego fue muy parejo. Ambos equipos intentaban con la posesión llegar al arco contrario y se veían jugadas muy elaboradas. Por el lado de Nacional, Arley Rodríguez comenzó inquietando, mientras que para el Medellín el tridente Marrugo, Castro, Caicedo se encargaba de sembrar peligro en el área de “Neco” Martínez”.

Sin embargo, el equipo local comenzó a generar más juego por las bandas con Marlos Moreno y bajo la batuta de Mecnelly Torres se acercaron en varias oportunidades, hasta que a los 30 minutos una jugada de Moreno en el área, al dejar sembrado a cuatro jugadores del DIM, dejó libre a Torres quien abrió el marcador verdolaga.

Tras el gol de Nacional, Medellín reaccionó rápido y empató el clásico: jugada rápida por derecha de Christian Marrugo, pase al centro del área y Leonardo Castro apareció para darle la igual al equipo rojo.

“Nos ganaron en agresividad, en continuidad. No es posible que seamos tan ingenuos de dejarnos hacer un gol de contragolpe, no nos puede hacer ese contragolpe, somos nosotros los que debemos contragolpear. Fuimos muy ingenuos”, enfatizó Reinaldo Rueda.

En más, ambos equipos encontraron de nuevo el equilibrio del comienzo del juego y la primera parte se terminaría sellando con la igualdad a un gol.

El Rojo lo buscó: consiguió clásico, puntos y liderato

Foto: CORTESIA/ARCHIVO
Foto: CORTESIA/ARCHIVO

Para la segunda mitad Independiente Medellín salió con una actitud diferente y buscando la gloria en el clásico. Así, al minuto 51 después de un robo de balón en mitad de cancha, donde los jugadores de Nacional reclamaron falta, nuevamente Castro encontró la portería y puso en ventaja a su equipo.

Tras el 2-1 en favor de Medellín, los dirigidos por Leonel comenzaron a hacer más por el juego, ante un Nacional que se tornó frágil en defensa y poco hiriente en ataque. Con la salida de Arley Rodríguez y el ingreso de David Castañeda, Rueda intentaba buscar más presencia en el área, pero al juvenil poco le llegó la pelota, producto de la falta de ideas en medio campo y del cerrojo defensivo que le puso Medellín al equipo verde, que le impidió a Andres Ibargüen mostrar lo mejor de su juego.

“Todos han entendido que Castro es el goleador, estamos muy felices con este muchacho. Pero este es un trabajo de todo el equipo, desde David que evita las llegadas hasta Caicedo que comienza las jugadas para que Castro las defina. Estamos muy contentos”, destacó Leonel Álvarez.

Al 66, nuevamente Castro tuvo la oportunidad de definirlo tras pase de Luis Carlos Arias, pero “Neco” Martínez conjuró esta jugada. Más tarde, a los 72, nuevamente Castro se atragantó de gol, y al no poderla pasar a Caicedo, Medellín se perdió la oportunidad del tercer tanto.

Ya para el minuto 81, Leonel Álvarez le dio salida a Castro para fortalecer el medio campo con el ingreso de Juan David Cabezas, pero tras esa modificación Atlético Nacional retomó el control del juego y puso en apuros a Medellín.

Sin embargo, las llegadas del local no fueron contundentes y solamente un tímido disparo de Nieto y una oportunidad sobre el final desperdiciada por Castañeda, llevaron algo de peligro al acto de David González.

Así, terminó el juego 290 en la historia del clásico e Independiente Medellín se subió hasta la cima de la Liga con 33 puntos y le arrebató a su rival de patio un invicto de 16 jornadas jugando en casa.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario