Críticas a cancha del Metropolitano: ¿se pretende cambiar la sede de la Selección?

En el hipotético caso de un cambio, Medellín partiría como principal candidata para acoger a la Selección Colombia.

Foto: CORTESÍA
Las críticas de James a la cancha se suman a la de los rivales de Colombia. Foto: Archivo.

El calor y el mal estado de la cancha del Metropolitano de Barranquilla también le pasan factura los jugadores colombianos: esa fue la conclusión a la que llegaron los periodistas que cubrieron el partido entre Colombia y Chile, que quedó igualado sin goles.

Al espectador común no le extrañarían esas palabras. En el encuentro se pudo evidenciar que Colombia se desgastó a la par de Chile. Los minutos de dominio de Colombia, por ejemplo, se dieron cuando los ‘australes’ más sintieron el desgaste, lo que no pudo ser aprovechado por los connacionales, que también sucumbieron al despiadado calor barranquillero.

Las lesiones de Charles Aránguiz, Arturo Vidal y Yerri Mina, asimismo, develaron una realidad innegable: la cancha no está en buen estado. El “tapetico” que solía ser en las Eliminatorias pasadas, cuando Colombia arrasó con sus rivales, se ha visto afectado por el calor, la humedad, el tiempo y el uso.

Las palabras de James Rodríguez en la zona mixta corroboraron dicha versión. “La cancha del Metropolitano no es apta para la Selección”, apuntilló el capitán cafetero.

Y remató diciendo: “[El césped] es malo. La pelota salta mucho, es solo arena y barro. Ya habíamos hablado de eso hace unos meses, pero nada está bien. Deben mejorar el estado del campo”.

No obstante las recientes declaraciones, el 10 del Real Madrid no ha sido el único jugador nacional que se ha quejado del estado de la gramilla. Luego del empate a dos goles frente a Uruguay, Farid Díaz, lateral izquierdo de Atlético Nacional, declaró que el estado de la cancha del Metropolitano afectaba el rendimiento de la Selección.

“[La cancha] es muy mala, tú vas al Atanasio y llueve igual, se juega. Creo que aquí deben trabajar más la cancha si quieren que el equipo juegue mejor, porque con esta cancha y cinco minutos de lluvia no se puede poner tan fea”, dijo Díaz.

Ahora, pasarán varios meses hasta el próximo partido de la Selección Colombia como local, que será ante la Selección de Bolivia.

Se ha planteado la posibilidad, incluso, de que Barranquilla deje de ser la sede, y que se pase a un sistema como el brasileño, cuya selección juega cada partido en una sede diferente, similar a lo que ocurre con Argentina.

Más allá de las críticas a las que ha sido objeto el Metropolitano, lo cierto es que Colombia todavía necesita por lo menos 10 puntos de los que quedan en disputa para clasificar a Rusia 2018. Ganar como local es obligación, pues quedan visitas complicadas como a Argentina, la altura de Quito o la siempre complicada Venezuela.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario