Equipos vinculados a barras bravas podrían descender, advierte Dimayor

En la asamblea de este martes, donde se reunirán todos los dirigentes de los clubes de fútbol profesional en Colombia, se propondría la drástica medida.

desadaptados_hinchas3
Además del descenso como castigo para equipos que sean laxos con barras bravas en materia de microtráfico, Dimayor también propondría sanciones más drásticas para los casos de violencia, como el de la imagen, ocurrido en marzo pasado (DIM 3 – 1 CALI). Foto: Archivo.

La problemática de violencia en los estadios del país ha llegado a un punto tal que la principal autoridad de la Liga profesional, a saber, Dimayor, contempla la posibilidad de condenar al descenso a aquellos clubes que sean laxos con las barras bravas.

De acuerdo al último de la Superintendencia de Sociedades, desde 2015 las personas van más a los estadios y los equipos reciben cada vez más dinero por concepto de taquilla y asistencia a los escenarios deportivos donde ofician de local. Además, desde el Mundial de Fútbol sub-20 celebrado en el país en 2011, las vallas desaparecieron de los estadios y han disminuido parcialmente los casos de violencia al interior de los mismos.

No obstante, la situación sigue siendo crítica. En el mes de febrero fue asesinado en Cali Yeison Jaramillo Martínez, líder de Barón Rojo Sur, barra del América de Cali. El hombre habría denunciado a las autoridades que en el estadio Pascual Guerrero de la ‘Sucursal del Cielo’ se desarrollaba sin ningún tipo de oposición el expendio de drogas ilícitas. Sus asesinos, al parecer, fueron otros dos barristas, quienes seguían órdenes de un capo del ‘Clan del Golfo’ ya capturado.

Asimismo, a principio de marzo, fuertes incidentes estallaron al interior del estadio Atanasio Girardot de la capital de Antioquia. Previamente, barristas del Deportivo Cali habían asaltado unas bodegas de la Rexixtenxia Norte, barra del Deportivo Independiente Medellín, y hurtaron una gran cantidad de trapos e implementos. 

En el partido entre los dos equipos, que ganó Medellín 3 a 1, barristas del equipo ‘Rojo’ revisaron en todas las tribunas los carnés de aficionado que portaban los hinchas locales. Hubo agresiones hacia supuestos hinchas del Cali e incluso el partido tuvo que ser detenido por varios minutos mientras la Policía controlaba la situación.

A estos hechos se suman tanto el intento de agresión a Miguel Ángel Borja por parte de un presunto aficionado del Júnior de Barranquilla y la agresión entre barras de Nacional en un clásico paisa disputado el año anterior. A todo lo anterior también se debe añadir que algunas barras de los siete equipos grandes del país estarían reforzando sus vínculos con organizaciones dedicadas al microtráfico y la extorsión.

Dada la crítica situación, Jorge Perdomo, actual presidente de la Dimayor, propondría el próximo martes medidas más drásticas para los clubes cuyas barras estén delinquiendo y empañando el espectáculo deportivo al interior de los estadios.

Asimismo, habría incremento en las sanciones económicas y penas de hasta quitarle 10 puntos a los equipos involucrados en casos de violencia entre supuestos hinchas.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario