Una marcha por la vida reta a los colombianos a unirse pese a sus diferencias

La llamada Marcha por la Vida, se presenta como un reto para la polarizada sociedad colombiana, que tiene en sus manos demostrar que pese a sus diferencias puede unirse para dar un mensaje de unidad alrededor de un país en paz.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA.

El evento es idea del exalcalde de Bogotá y excandidato presidencial Antanas Mockus, que tiene la ambición de hacer masiva una convocatoria a la que están invitados el conjunto de la sociedad, el presidente Juan Manuel Santos y políticos de toda ideología.

De hecho, su mejor campaña publicitaria fue la expectación que generó la invitación conjunta que lanzó al expresidente Álvaro Uribe, ahora senador del partido de derechas Centro Democrático, y el legislador de la formación de izquierdas Polo Democrático Alternativo Iván Cepeda, enfrentados desde hace años.

Cepeda, cuyo padre, el senador del partido de izquierdas Unión Patriótica Manuel Cepeda, fue asesinado en 1994 por efectivos del Estado, señala a Uribe como responsable máximo del espionaje al que fue sometido por los servicios de inteligencia de Colombia en la etapa en la que el exmandatario gobernó el país (2002-2010).

“Yo invito a Iván Cepeda y a Álvaro Uribe porque son personas opuestas, que por la vida de los colombianos son capaces de marchar y mostrar que sus diferencias disminuyen ante la necesidad de defender la vida”, ha indicado Mockus en varias entrevistas.

Pero solo el senador Cepeda ha confirmado su asistencia, en tanto que Uribe, de manera indirecta, ha dado a entender que no acudirá porque considera que la marcha respalda en la sombra el proceso de paz que el Gobierno de Santos mantiene con la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Farc en La Habana, del que es férreo crítico.

La intención real es, en palabras de Mockus, “que los colombianos no nos matemos más”.

“La marcha es por la vida, por la vida de todos, no hay justificación que por robarle un celular a la gente se corra peligro. Las vidas son sagradísimas”, defendió con vehemencia en varias entrevistas para promocionar el evento, que ultiman hoy decenas de voluntarios.

Al proyecto se han sumado artistas, estrellas de la televisión, cantantes y jóvenes del país, pero el espaldarazo definitivo llegó el viernes, cuando Santos invitó a los ciudadanos a acudir a la marcha, a la que ya ha confirmado su asistencia.

“La vida no tiene ideología ni contradictores. Necesita ser protegida y valorada. Como presidente y colombiano los invito a la marcha por la vida”, dijo.

Otro destacado asistente será el fiscal general, Eduardo Montealegre, quien recorrerá junto con su equipo de trabajo un tramo de la marcha, que concluirá en la céntrica plaza de Simón Bolívar, donde se celebrarán actos de carácter simbólico en favor de la vida.

Además de en Bogotá, los colombianos podrán movilizarse en favor de la vida en otras 49 ciudades del país y 25 urbes del extranjero.

 

 

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario