Médicos Sin Fronteras alertó crisis humanitaria en Colombia por recrudecimiento de conflicto

Se trata de las regiones de Nariño, Cauca y Valle del Cauca, escenario de enfrentamientos tras el cese unilateral al fuego.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó este martes nueve de julio de que varios departamentos del suroeste de Colombia atraviesan una “crisis humanitaria” como consecuencia del recrudecimiento del conflicto armado entre el Gobierno y las Farc.

Se trata de las regiones de Nariño, Cauca y Valle del Cauca, escenario de enfrentamientos que, apunta la Organización No Gubernamental en un comunicado, han provocado “desplazamientos, restricciones en la movilidad y falta de acceso a bienes y servicios básicos como la salud”.

Esta situación ha provocado “enormes” consecuencias en la salud mental de la población, que ante el “temor a nuevos enfrentamientos y la falta de albergues en condiciones” se ha confinado en algunos municipios.

Así lo explica el coordinador general de MSF en Colombia, Pierre Garrigou, quien añade que “los enfrentamientos también han llevado a desplazamientos masivos en algunos lugares”.

La ONG destaca que la ruptura de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) de su alto el fuego unilateral el pasado 22 de mayo, decisión que tomaron tras la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo de la Fuerza Aérea, “generó la intensificación del conflicto entre ambas partes”.

MSF apunta que a partir de ese momento se sucedieron los combates, hostigamientos, bombardeos y colocación de artefactos explosivos en zonas pobladas, y que entre mayo y junio se registraron 525 eventos violentos en todo el país.

El 75 % de esos ataques ocurrieron en los departamentos del suroeste, según datos de la Oficina de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas en Colombia (OCHA) citados por MSF.

Ante esta situación, los equipos de la ONG que trabajan en la zona han desarrollado actividades de salud mental, entre ellas atención individual y en grupo, actividades psicosociales y formación en primeros auxilios psicológicos.

También repartieron kits de aseo y cocina “ya que las condiciones de vida en los lugares de acogida son muy precarias”, agregó el comunicado.

Pese a este despliegue, Garrigou indicó que “las necesidades humanitarias en la zona no han dejado de aumentar y un equipo móvil de atención a emergencias ya está sobre el terreno para reforzar a nuestros equipos regulares en la zonas”.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario