Gobierno construirá bibliotecas en zonas de desminado

Para tal fin, el Estado tiene una inversión prevista de 780 millones de pesos.

Foto: Cortesía
El proyecto de desminado más importante del país es el que se ejecuta en Briceño, Antioquia. Foto: ARCHIVO.

El Gobierno colombiano construirá bibliotecas en los municipios que forman parte del plan de Acción Integral contra Minas Antipersonales, un proyecto para limpiar de explosivos las zonas más afectadas del país, informaron hoy fuentes oficiales.

El plan comenzará con la construcción de dos bibliotecas en el municipio de Briceño, en el Norte de Antioquia, en el que se desarrolla un plan piloto de desminado con miembros del Ejército y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -Farc-, según un comunicado del Ministerio de Cultura.

Las dos primeras serán bibliotecas móviles puesto que se encuentran en zonas de difícil acceso o no se cuenta con predios disponibles para la construcción de estas infraestructuras, agregó la información.

Estas dos bibliotecas se ubicarán en espacios públicos y se realizarán con contenedores de fácil transporte que se podrán adecuar internamente para generar los espacios de sala de lectura, ludoteca y sala de informática.

Colombia es el segundo país del mundo con más explosivos de este tipo plantados en su territorio, después de Afganistán. Además, las víctimas por minas son las menos visibles, junto con las de tortura, según la Unidad de Víctimas. (Lea también: Líderes de víctimas del conflicto incidirán en la reparación por tortura y minas antipersonales).

Por tales razones, el Gobierno y las Farc acordaron en las negociaciones de paz que mantienen en La Habana trabajar juntos para limpiar de minas Colombia a través del proyecto iniciado en Briceño, que debe servir como referente para la eliminación de miles de minas antipersonales en todo el país.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario