Recordando a sus caídos, periodistas reclamaron por libertad de prensa

Entre sus derechos constitucionales, Colombia contempla la libertad de prensa. Sin embargo, el país sigue siendo uno de los más peligrosos para el ejercicio periodístico.

Sig Ant
Periodistas_Plantón
El plantón, realizado en la Plaza de la Libertad (La Alpujarra), inició hacia las 10:00 de la mañana de este martes 3 de mayo. Foto: EL PALPITAR.
Periodistas_Plantón1
Foto: EL PALPITAR.
Periodistas_Plantón2
Foto: EL PALPITAR.
Sig Ant

Por medio de un plantón, los periodistas antioqueños recordaron a los colegas quienes perdieron la vida por ejercer su profesión en medio del conflicto armado y las coyunturas sociales del país, a la vez que reclamaron por más respeto a la libertad de prensa y el ejercicio periodístico.

Según datos suministrados por la Federación Colombiana de Periodistas -Fecolper-, en Antioquia hay unos 35 periodistas amenazados, en tanto que seis más deben trabajar con un esquema de seguridad permanente que los proteja. 

Por otra parte, en los últimos años han sido asesinados tres reporteros, entre ellos Luis Carlos Cervantes, quien falleció en Tarazá (Bajo Cauca). De acuerdo con su viuda, Rusbely Escobar, “en este momento el municipio sigue siendo violento, al igual que todo el Bajo Cauca”, en gran medida por la influencia de las Bacrim.

Precisamente, Óscar Morales, delegado para Antioquia de Fecolper, indicó que Antioquia sigue siendo el departamento más intimidado y amenazado en lo que a libertad de prensa se refiere. “Regiones como el Bajo Cauca, el Magdalena Medio, el Urabá, el Norte y el mismo Valle del Aburrá, son regiones muy complejas para que los periodistas ejerzan su profesión”, dijo. (Lea también: Agresiones a periodistas siguen en aumento en Colombia).

La presencia de actores armados ilegales y las presuntas intimidaciones de la fuerza pública son algunos de los factores que impiden que los reporteros ejerzan su profesión con libertad.

Sin embargo, “la injerencia de sectores políticos y empresariales también impiden que los periodistas avancen en sus investigaciones, traten temas espinosos, escudriñen temas que pueden desencadenar en algunas investigaciones penales o que destapen escándalos”, precisó Morales.

Eso sí, tanto las Bacrim como algunas entidades del Estado interfieren y obstruyen el trabajo de prensa, y no siempre lo hacen de forma violenta.

“Acá (Valle del Aburrá) la realidad está más disfrazada, pero también hay cosas que ocurren día a día pero que no se denuncian. Hay barrios donde no se permiten cubrir noticias, o en las oficinas del administrativo municipal se le ocultan cosas a los periodistas“, manifestó Morales.

Por tal motivo, el principal reclamo de los comunicadores en Antioquia es mayores garantías para su trabajo, así como protección y cooperación de los organismos estatales.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario