Indígenas desplazados Emberá Katio en Medellín volverán a sus lugares de origen

Los indígenas habían expresado su clamor a las autoridades antioqueñas de volver a sus tierras y poner fin a las humillaciones y mendicidad.

embera_katío
Los niños tuvieron una jornada de diversión ante de sus partidas. Foto: CORTESÍA.

Un total de 320 indígenas de la comunidad de Emberá katio volverán a sus tierras nuevamente luego de haber sido desplazados por el conflicto armado, situación que los puso en riesgo pero que hoy podrán ser dignificados.

En la mañana de este viernes 25 de noviembre, la Alcaldía de Medellín y la Unidad de Víctimas lograron apartar a los indígenas de un mundo de indiferencia y humillación para volver a sus raíces, además de querer el lugar de sus ancestros.

Todas las familias recibieron atenciones de primera necesidad en el sector de Niquitao, centro de Medellín, además de actividades lúdicas con los niños antes de iniciar las labores de traslado de estas familias.

“Esto está respaldado por un plan de retorno que se constituyó con todas las autoridades, la comunidad y las instituciones responsables, pero en este retorno debe haber componentes de salud, educación y vivienda”, destacó Ofelia Restrepo, profesional del equipo de retornos de la Uariv.

Las 320 personas saldrán esta noche del viernes 25 de noviembre con destino hacia el Municipio de Pueblo Rico (Risaralda) punto de ingreso al resguardo, en este lugar les entregarán kits de aseo, alimentación y de cocina, entre otros.

Ya para el día sábado, las autoridades de la Gobernación del Chocó y la Unidad de Víctimas acompañarán a las familias hasta el municipio de Bagadó y luego al resguardo indígenas del Alto Andágueda, con recorridos de más de 9 horas a pie y a lomo de mula.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario