El Conpes aprobó el presupuesto de la Nación para el 2016

Una gran parte del presupuesto de 2016 deberán salir de Vigencias Futuras.

Foto: Cortesía
Foto: CORTESÍA.

El Consejo de Política Económica y Social – Conpes- aprobó este martes catorce de julio la cifra del presupuesto 2016, que quedó definido en 167,2 billones de pesos sin incluir los recursos que se destinarán a la deuda.

El Ministerio de Hacienda decidió bajar la inversión a 40,6 billones de pesos, con el argumento de que en el próximo año se tendrá que hacer “austeridad inteligente”, lo que representa una caída del once por ciento.

La confirmación fue hecha por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien explicó que la palabra clave que se viene utilizando en “austeridad”. Dijo que será “una austeridad inteligente, porque la meta es recortar en donde menos impacto se produzca sobre los sectores sociales y no afecte el crecimiento económico”.

Se estima que el Gobierno destinará al menos 50 billones de pesos para la deuda, con lo que el presupuesto total del 2016 podría quedar en 217 billones de pesos, ligeramente superior al actual.

De acuerdo con lo informado, el financiamiento de la carta económica del país para 2016 no sólo incluirá estos recursos pues hay mucha obra que se pacta para pagarse a largo plazo, con vigencias futuras. 

De otro lado, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el Ministerio de Hacienda proyecta para 2016 ingresos totales por 134 billones, de los cuales 126 billones son por vía de recaudo tributario. 

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario