El Ministerio de Minas fijó un nuevo aumento para los combustibles, en julio

El precio referencia del galón de gasolina y de ACPM es fijado por el Ministerio de Minas y Energía aplicando una fórmula técnica. 
 
Foto: El Palpitar
Foto: El Palpitar
El Ministerio de Minas y Energía confirmó este miércoles primero de julio, que el precio de referencia de venta al público para los combustibles aumentó en 32 pesos para el ACPM y en 135 pesos para el galón de gasolina.

Así las cosas, los precios de referencia en Medellín quedaron en 7.960,15 pesos para el galón de ACPM y en 8.135,96 el valor de la gasolina.

El incremento en el caso del ACPM, según el Ministerio, se explica en su totalidad por el aumento en los precios del biocombustible, mientras que el alza en la gasolina se debe a la tendencia creciente que han presentado los precios internacionales de los combustibles y al aumento de la tasa representativa del mercado.

El precio referencia del galón de gasolina y de ACPM es fijado por el Ministerio de Minas y Energía aplicando una fórmula técnica y objetiva fundamentada en criterios de eficiencia y estabilidad.

A continuación el precio de referencia de los combustibles para las demás ciudades:

 
  Gasolina ACPM
Bogotá 8.188,77 7.873,33
Cartagena 7.972,51 7.697,45
Barranquilla 8.012,86 7.724,92
Santa Marta 8.112,86 7.824,92
Montería 8.222,51 7.947,45
Sincelejo 8.172,51 7.897,45
Villavicencio 8.288,77 7.973,33
Pasto 5.660,64 5.806,20
Tunja 8.322,77 8.007,33
Bucaramanga 8.008,71 7.771,58
Medellín 8.135,96 7.960,15
Cali 8.189,39 8.046,93
Pereira 8.162,94 8.004,02
Manizales 8.164,01 7.996,10
Armenia 8.222,94 8.104,02
Ibagué 8.141,04 7.949,49
Neiva 8.215,69 8.017,61

 

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario