Juan Valdez abrió nuevas tiendas en Paraguay y Malasia

Juan Valdez es la única marca en el mundo que ha logrado replicar un modelo de negocios sobre el grano.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Juan Valdez, la cadena colombiana de café premium, inauguró esta semana en Paraguay y Malasia dos nuevos establecimientos, con los logró llegar a 100 tiendas por fuera de las fronteras nacionales. 

“Es un logro muy importante haber superado las 100 tiendas fuera de Colombia, nuestra estrategia internacional es cada vez más dinámica y esperamos que para el final del año estemos operando un total de 120 tiendas fuera del país”, manifestó el presidente de la Promotora de Café Colombia (Procafecol), entidad encargada del desarrollo de la marca Juan Valdez, Hernán Méndez

Con la apertura de las tiendas en Asunción y Kuala Lumpur, Juan Valdez completó 326 establecimientos en 16 países, entre los que se destacan Aruba, Bolivia, Corea del Sur, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, Kuwait, Panamá y México.

“Para nosotros generar valor agregado a los cafeteros colombianos es crucial y la dinámica de la marca Juan Valdez es una muestra de cómo podemos avanzar cada vez más hacia la rentabilidad y la competitividad”, afirmó, por su parte, Roberto Vélez Vallejo, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros.

La marca Juan Valdez fue creada en 2002 por la Federación Nacional de Cafeteros, gremio que representa a más de 500 mil familias colombianas dedicadas a la producción de café.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario