Colombia subió cinco puestos en el índice de competitividad del Foro Económico Mundial

El documento explica también que en el pilar de salud y educación primaria, el ascenso fue de ocho puestos.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Colombia subió cinco puestos y ahora ocupa la casilla 61 en el Índice Global de Competitividad 2015-2016 publicado por el Foro Económico Mundial (FEM), escala que mide los factores que determinan la productividad y prosperidad de un país.

El país ascendió al puesto 61 entre 140 economías medidas por el FEM, señaló la ministra de Comercio Cecilia Álvarez-Correa en un comunicado de su despacho.

La funcionaria detalló que en la región, Colombia se ubica en quinto lugar superando por ocho puestos a Perú y por 14 a Brasil, que ocupa el 75 y es el país que más ha caído en el Índice de Competitividad Global 2015.

El Informe señala que Colombia avanzó en los tres subíndices que componen el escalafón: requerimientos básicos (+1), factores que mejoran la eficiencia (+9) e innovación y sofisticación (+3).

Con respecto al desarrollo del mercado financiero, que mide entre otros la solidez de los bancos y la regulación del mercado de valores, Colombia mejoró 45 posiciones y ahora ocupa la casilla 25 entre las 140 economías medidas.

El documento explica también que en el pilar de salud y educación primaria, el ascenso fue de ocho puestos, pasando del 105 en 2014 al 97 en 2015, mientras que en el correspondiente a ambiente macroeconómico, el buen desempeño del país se refleja en el lugar que ocupa actualmente: 32.

El informe del FEM también evidencia que se mejoró en eficiencia del mercado de bienes (+1), innovación (+1) y sofisticación de los negocios (+3).

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario