El Gobierno Nacional adquirió un préstamo por 500 millones de dólares con el CAF

El Banco de Desarrollo de América Latina ha trabajo en Colombia como aliado estratégico en proyectos como el Túnel de la Línea.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

El Gobierno Nacional, a través del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el Banco de Desarrollo de América Latina –CAF- firmaron un contrato de préstamo por 500 millones de dólares de libre destinación.

“Los recursos serán destinados para el financiamiento del presupuesto, en reconocimiento de acciones de política para el fortalecimiento de la inversión pública, las cuales fueron lideradas por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y están orientadas específicamente a hacer más eficiente la estructuración de proyectos del orden nacional y territorial”, afirmó el Gobierno a través de un comunicado.

A través de esta operación, Colombia busca diversificar sus fuentes de fondeo para el Presupuesto General de la Nación (PNG) y fortalece la agenda de cooperación técnica que actualmente se desarrolla con el Banco de Desarrollo de América Latina.

“Entre las acciones de política reconocidas para esta transacción están, la formulación de una propuesta de Política Nacional de Fortalecimiento en la Estructuración de Proyectos; la formulación del ‘Programa de Fortalecimiento de Capacidades a Entidades Territoriales en materia de Estructuración de Proyectos’ y asignación de recursos para su desarrollo en el presupuesto del Departamento Nacional de Planeación”, enfatizó el Gobierno.

El Banco de Desarrollo de América Latina ha trabajo en Colombia como aliado estratégico en proyectos como el Túnel de la Línea, el SETP de Montería, el SITM de Bogotá, la doble Calzada Buga-Buenaventura, y en programas de educación técnica y tecnológica.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario