LAN inauguró su nueva ruta Bogotá – Punta Cana

La oferta total de sillas será de seis mil 61 al mes, un aumento del 33%.

Foto: ARCHIVO
Foto: CORTESÍA.

Con cuatro frecuencias a la semana y que se suma a destinos como Aruba y Cancún LAN Colombia, miembro del Grupo LATAM, inició la operación de la Bogotá – Punta Cana que impulsa el fortaleciendo de Colombia como centro de distribución de Suramérica hacia el Caribe.

“Nuestra intención es seguir conectando el continente con destinos en el Caribe desde Colombia. De esta manera, Punta Cana era nuestro siguiente paso para ampliar la oferta para nuestros pasajeros del país y de la región. El propósito es brindarle al viajero alternativas con alto potencial turístico y corporativo como es el caso de este destino”, afirmó Fernando Poitevin, director ejecutivo de LAN Colombia.

Para esta nueva operación, LAN dispuso de horarios diurnos en ambos trayectos que permitirán mejores tiempos de conexión de los pasajeros que vienen de otras ciudades del país como Cali y Medellín, quienes tradicionalmente han representado un flujo importante de viajeros que prefieren este destino.

“Con la ruta Bogotá – Punta Cana continuamos el proceso de fortalecer la red internacional de LAN que con sus diferentes filiales ya llega a siete destinos desde Bogotá hacia Latinoamérica y Estados Unidos, demostrando que Colombia se sigue posicionando como un mercado de gran interés para el Grupo LATAM”, puntualizó Poitevin.

Igualmente, LAN confirmó que esta ruta es operada con aviones de la familia Airbus 320, que tienen capacidad para 174 pasajeros, con lo cual la oferta total de sillas será de seis mil 61 al mes, lo cual representa un aumento del 33% de sillas a destinos internacionales desde Bogotá.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario