¡Otro cartel! Empresas de pañales están expuestas a multas de hasta 60 mil millones

Superindustria evalúa sanciones que incluirían demandas por 1.300 millones a directivos y ejecutivos de las compañías involucradas.

Pañales_Cartel1
Fotos: CORTESÍAS.

Al inicio de esta semana, la Delegatura para la Protección de la Competencia de la Superintendencia de Industria y Comercio, entregó un informe que confirmaría la existencia de un cartel comercial que involucraría a cinco compañías productoras de pañales, las cuales tendrían que pagar elevadas multas.

Las empresas inmersas en el denominado cartel de los pañales serían Kimberly, Tecnosur, Drypers, Tecnoquímicas y Productos Familia (que también está involucrada en el ‘cartel del papel higiénico’), que habrían amañado los precios del producto durante más de una década. (Lea también: Cartel del papel higiénico cobró el puesto al Gerente de Familia).

De acuerdo con la Superintendencia, a través de las marcas Huggies, Pequeñín,Winny Ultratrim y Baby Sec, las compañías hicieron acuerdos para establecer los precios en un mercado donde se venden anualmente más de mil millones de pañales (cerca de 520 mil millones de pesos).

Tras varias visitas realizadas desde 2013, el despacho de Industria y Comercio investigó varias dependencias administrativas, donde recopiló 700 correos y 30 testimonios que corroborarían la versión del pacto en los precios, descuentos, promociones y calidad del producto.

Una de las conversaciones halladas, según reveló el superintendente Pablo Felipe Robledo en un comunicado, plasmaría los acuerdos bajo cuerda que afectaron el sustancialmente el bolsillo de los colombianos por cerca de 13 años.

“En todas las reuniones a las que asistí, existió siempre una llamada previa entre los presidentes, de (….), que (….) me las hacia saber, pues me indicaba que ya había hablado del tema con ellos, y que el objetivo era subir precios y regular el canal. // El tema era muy claro, subir precios vía lista de precios y reducción de ofertas al canal, y una vez comenzó a existir la presión del área financiera (….), se dio la instrucción clara de que el incremento debía ser el 10%“, decía el correo entre altos mandos de dichas compañías.

Con este presunto cartel, las empresas violaron el “régimen de libre competencia con su participación en acuerdos empresariales con el fin de aumentar artificialmente el precio de los pañales desechables para bebé en Colombia desde el año 2000 y hasta el año 2013, fijar la calidad de los mismos y forma de comercialización“, menciona el comunicado.

Sin embargo, en el caso de Familia, la Superintendencia aseguró que la compañía “aportó documentos que corroboraron los aspectos acreditados con las pruebas aportadas por Kimberly y que gestionó la comparecencia de funcionarios de la compañía que reconocieron su participación en el acuerdo de precios”.

Además, Familia afirmó ante las autoridades que su colaboración en el cartel culminó en 2011, en tanto que el acuerdo de los precios “nunca se ejecutó”, aseveraciones “que resultaron desmentidas con el material probatorio recaudado durante la investigación”.

Por tal motivo, el delegado de la Superintendencia solicitó “declarar administrativamente responsable y sancionar a Colombiana Kimberly Colpapel, Productos Familia y Tecnoquímicas”, a la vez que pidió que se archive “la presente actuación administrativa en beneficio de Drypers Andina y Tecnosur”. Asimismo, requirió sanciones por alrededor de 68 mil millones de pesos para las empresas.

No obstante, el Superintendente indicó que, de comprobarse jurídicamente la existencia del amaño, las compañías se acarrearían sanciones económicas de hasta 61 mil millones de pesos, mientras que las personas naturales tendrían que pagar más de mil 300 millones de pesos.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario