Barranquilla fue declarada “Territorio Libre de Analfabetismo”

Más de cuatro mil ciudadanos fueron atendidos con modelos educativos flexibles por el Programa Nacional Alfabetización y Educación para Jóvenes y Adultos.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Reducir en cuatro años la tasa de analfabetismo al 2.6% le mereció a Barranquilla y su área metropolitana la condición de “Territorio Libre de Analfabetismo”; el presidente Santos y la ministra Parody, entregaron al municipio la placa que así lo certifica.

El Primer Mandatario aseguró que estas acciones conjuntas entre el Gobierno Nacional y las autoridades locales, contribuyen a lograr la meta de convertir a Colombia en el país más educado de América Latina en 2025.

“El camino a la educación con calidad y equidad que estamos recorriendo, nos lleva a enfocarnos en 800 mil colombianos mayores de quince años que no saben leer ni escribir. Aquí en ‘La Arenosa’ ya tenemos cuatro mil 425 personas menos en esa condición de analfabetismo y ese es un triunfo muy grande para el país. Por supuesto, seguiremos trabajando fuertemente para que cada vez sean más los colombianos alfabetizados”, afirmó.

Según la Unesco, para que un territorio sea declarado libre de esta condición, debe tener una tasa de analfabetismo inferior al 4%.

La Ministra Parody, por su parte, resaltó el modelo educativo flexible, basado en las condiciones de cada persona y contextualizado a la región y sus características, que se usó en esta zona del país.

“Ellos, los beneficiarios alfabetizados, no sólo aprendieron a leer y a escribir, sino que alcanzaron las competencias de 1º, 2º y 3º de primaria. Esto nos va a garantizar que no caigan  de nuevo en el analfabetismo por desuso y adicionalmente les proporciona las herramientas para continuar en los siguientes ciclos de la educación de adultos”, explicó.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario