Más de dos mil millones de pesos servirán para revivir la Normal Superior de Jericó

Al menos 925 estudiantes y docentes, se beneficiarán con la recuperación de este espacio educativo.

Foto: Cortesía
Foto: CORTESÍA.

Hoy miércoles 8 de julio, el municipio de Jericó verá cómo arrancan las obras en la infraestructura física de la Institución Educativa Normal Superior de Jericó, que habían quedado olvidadas por administraciones anteriores.

“Luego de hacer los estudios correspondientes, teniendo en cuenta que es una estructura patrimonial, quedó establecido que la Institución Educativa Escuela Normal Superior de Jericó tendría nuevos espacios para el aprendizaje en beneficio de 925 estudiantes y docentes”, afirmó la Gobernación en un comunicado.

El costo inicial de los trabajos era de mil 150 millones de pesos, con un plazo de seis meses para la entrega; sin embargo, la construcción tendrá un costo estimado de dos mil 562 millones de pesos.

“Algunas de las fallas encontradas allí fueron desniveles, desprendimientos y en general deficiencias en el estado de la madera, deterioro en los andenes por falta de mantenimiento, humedades en los muros, deficiencias en puertas, ventanas, pasamanos, y además, se evidenció la urgencia de mejorar las instalaciones eléctricas”, enfatizó el comunicado.

La recuperación de la Normal Superior de Jericó hace parte del Plan Maestro de Infraestructura educativa de la Secretaría de Educación de Antioquia, que en este municipio invierte más de ocho mil millones de pesos en infraestructura educativa.

En esta localidad del Suroeste también se adelantan las obras de la Institución Educativa San José, sede Madre Laura, por más de mil 100 millones de pesos y ya se terminaron las obras en el Centro Educativo Rural La Viña, Centro Educativo Rural Santiago Santamaría, Centro Educativo Rural La Fe y la Institución Educativa Rural del corregimiento Palocabildo.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario