Se realizó la apertura del Parque Educativo Zenufaná, en Venecia

El parque Zenufaná recibe su nombre en honor a la herencia indígena del municipio.

Parque_Zenufaná_Venecia
Así se vivió la inauguración de Zenufaná, en Venecia. Foto: CORTESÍA.

Venecia disfruta desde este miércoles 22 de julio de una nueva oportunidad para el desarrollo: el Parque Educativo Zenufaná, el cual se espera que beneficie a los más de trece mil habitantes del municipio del Suroeste antioqueño. 

Zenufaná será un espacio que propicie el desarrollo de la subregión del Suroeste. Enfocándose en el emprendimiento en temas tales como la agroindustria y el turismo, el Parque Educativo fomentará el auge económico e intelectual en todo el Municipio. 

Además del nombre, el parque espera “hacer un reconocimiento a su cultura pasada a través de una vitrina que contará con vestigios indígenas, hallados en las Cuevas de Santa Catalina y en el Cerro Tusa por el arqueólogo Pablo Aristizábal”, quien fue el que donó las piezas históricas.

El impulso a la educación también hará parte del diario vivir del parque. A través de diversos programas educativos, la Gobernación espera “brindar formación a maestros en las áreas de matemáticas y lenguaje para los niveles de educación preescolar, básica y media”.

La apertura del parque se realizó horas después de que el gobernador Sergio Fajardo, quien también se hizo presente en la inauguración de Zenufaná, hubiese participado en la fiesta de apertura del Parque Educativo Bicentenario, en el municipio de Anzá. 

La inversión total que realizó la Gobernación de Antioquia en Venecia asciende a más de ocho mil millones de pesos, distribuidos en remodelaciones a centros educativos, entregas de viviendas, y construcción y adaptación de vías rurales y del casco urbano.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario