Mejores deportistas recibirán becas para educación superior naval

El programa de becas, de las fuerzas armadas navales, pretende crear profesionales que sean buenos deportistas y a su vez oficiales de la Armada.

Armada_Escuela_Becas
Suboficiales de la Armada, durante desfile militar. Foto: CORTESÍA.

Jóvenes entre 16 y 21 años de edad quienes practiquen de forma profesional atletismo de pista y campo, natación, esgrima, taekwondo, tiro y tenis de campo, podrán acceder a becas en educación superior que otorgará la Armada Nacional en su escuela de Oficiales.

En la Institución, una carrera profesional puede tener un costo de hasta siete millones de pesos por semestre, y el ingreso a la Escuela cuesta 14 millones 500 mil pesos. 

Por tal motivo, es de destacar que las becas de la Armada cubrirán la matrícula, el equipo necesario para realizar la carrera y servicios de lavandería.

Para acceder a las becas, los mejores deportistas que hagan parte de alguna de las ligas deportivas bien sea en el ámbito regional o nacional y que posean marcas y rendimiento importantes en sus disciplinas deberán acceder a este enlace o a la página web de la Armada.

Entre las carreras a las que podrán aspirar los deportistas destacados están las ciencias navales, administración de empresas, ingeniería mecánica, ingeniería electrónica y oceanografía, según detalló a medios locales el coronel Carlos Andrés Téllez, comandante del Distrito Militar Naval Número 5.

Dichas carreras las deberán alternar con su formación deportiva y, además del título académico, cada educando se graduará como Oficial Naval y podrá proyectar su carrera profesional en la Institución.

Cabe destacar que la iniciativa está especialmente dirigida a deportistas destacados que, además, estén en un situación económica vulnerable y que requieran de apoyo económico para sus carreras.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario