Mineducación se pronunció frente a caso de menor víctima de matoneo que falleció en Bogotá

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud -OMS-,  el 11 por ciento de los jóvenes colombianos entre 13 y 17 años confesó haber pensado en suicidarse alguna vez.

Bullying_Matoneo_Escolar
Foto: CORTESÍA.

Ante la muerte de Nicol Dayana Guarín, una niña de 13 años quien intentó quitarse la vida por los persistentes episodios de bullying a los que se veía sometida en la institución educativa donde estudiaba, el Ministerio de Educación solicitó reforzar las medidas para evitar que sigan aumentando las cifras de menores víctimas de matoneo escolar.

La menor, quien permaneció durante tres semanas en coma luego de haber intentado fallidamente suicidarse, falleció el pasado domingo 6 de abril. (Amplíe la información: Falleció niña víctima de matoneo escolar, en Bogotá).

Su padre manifestó que las autoridades del colegio donde ella estudiaba (I.E. José María Carbonell) estaban al tanto del matoneo del que era víctima Nicol Dayana, al punto que la menor estuvo incapacitada durante ocho días por Medicina Legal luego de sufrir heridas, al parecer, a manos de sus compañeros de clase.

Ante tales circunstancias, Víctor Saavedra, viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media, explicó que los “establecimientos educativos deben ser escenarios para la paz, la convivencia y el respeto por la dignidad y los derechos humanos de las personas que allí interactúan”.

Sin embargo, las cifras demuestran que el matoneo escolar va en notable auge. Solamente en Bogotá, siete de cada cien niños son víctimas constantes de bullying por parte de sus compañeros de estudio, lo que equivale a un total de 82 mil adolescentes, de acuerdo con lo que establecieron las autoridades distritales.

Por tal motivo, el viceministro Saavedra manifestó que casos como el de “Nicol Dayana recrudece esas cifras, y ese hecho debe ser suficiente para actuar contundentemente y evitar que más jóvenes decidan quitarse la vida por asuntos relacionados con su formación escolar”.

El Ministerio dio una serie de recomendaciones a fin de reducir el impacto de la problemática, a saber, el acompañamiento constante de familiares y directivas escolares, el uso de los mecanismos de ley contra el matoneo, la oportuna atención psicológica a los menores que sufren algún tipo de maltrato y un riguroso control por parte de las autoridades correspondientes a las instituciones educativas, tanto públicas como privadas.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario