Gobierno tomará medidas ante caso de estudiantes mal alimentados en colegio de Cesar

En un video divulgado por una docente del plantel educativo, se evidencia la precariedad del servicio alimentario en el colegio y el afán de los directivos por ocultarlo.

Colegio_Aguachica
Imagen: Tomada del video cortesía de Claribel Rodríguez.

El engaño con la merienda escolar de que fueron víctimas los estudiantes de un colegio de Aguachica, en Cesar, ha causado una ola de indignación en el país, donde las autoridades se comprometieron a castigar a los responsables de la estafa.

El escándalo salió a la luz en un vídeo grabado por la profesora Claribel Rodríguez en el colegio Sagrado Corazón de dicha localidad, segunda ciudad del departamento del Cesar, en el momento de servir la merienda que hace parte del Programa de Alimentación Escolar del Ministerio de Educación.

En la grabación, se ve cómo la empresa que suministra la merienda escolar entrega a los estudiantes formados en fila un plato de comida y una bebida, la cual pasan de mano en mano y a cada uno le hace una fotografía para supuestamente evidenciar un buen servicio.

Una vez hecha la foto, cada estudiante cede el plato y el vaso a quien le sigue en la fila y se retira para recibir luego la verdadera merienda, consistente en un trozo de plátano y unas hilachas de pollo, que les sirven directamente en la palma de la mano.

“Es infame, inhumano y criminal“, dijo Cristina Plazas, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –Icbf-, luego de observar el video, que fue ampliamente divulgado en medios de comunicación y redes sociales , generando la condena y repudio por parte de los colombianos.

Por su parte, Juan Manuel Santos, presidente de la República, escribió en su cuenta de Twitter: “No toleraremos mafias de alimentación escolar, ni indignante trato a nuestros niños como en colegio de Aguachica”.

Por los hechos, el Icbf dijo que presentó una denuncia penal en la Fiscalía contra la empresa contratada para suministrar los alimentos en el colegio, que se pagan con dinero público por medio de la Alcaldía.

“Estos hechos afectan gravemente el patrimonio público que financia la operación del programa, pudiendo de paso constituir delitos contra la administración desviando posiblemente los recursos destinados para la alimentación de los estudiantes”, agregó el Instituto.

Por su parte, la ministra de Educación, Gina Parody, calificó como “indignante y cruel” lo sucedido y anunció el envío de una comisión a Aguachica “para establecer responsables”.

Otras imágenes que han sido publicadas hoy, muestran a niños sentados en el suelo que reciben en el mismo colegio un huevo y una tajada de mango como desayuno, lo que también llevó a la Contraloría General de la República, máximo órgano de control fiscal del Estado, a iniciar una investigación en torno al caso.

“Dada la gravedad de las denuncias públicas que se han evidenciado sobre el tema (…) el contralor general, Edgardo Maya Villazón, solicitó a la gerencia departamental del Cesar adelantar una valoración de las contrataciones que se han llevado a cabo por parte de la Alcaldía de Aguachica para la ejecución del Programa de Alimentación Escolar”, señaló al entidad.

Maya envió un oficio al alcalde de Aguachica, Henry Alí Montes, en el que le insiste en la necesidad de “que entregue información” que le ha sido solicitada sobre el manejo de los recursos públicos, pues esa entidad “evidenció el desinterés de la administración municipal en querer hacer entrega de la información requerida”.

También la Procuraduría General (Ministerio Público), recibió información sobre las denuncias y asumió una investigación por los hechos, que causaron indignación y se convirtieron en tendencia a través de Twitter en el ámbito nacional.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario