Alias “Calentura”, condenado por tortura y muerte de dos menores en la Comuna 8

Por los mismos hechos y delitos ya fueron condenados Dubián Arlesy Villada López, alias “Dubián” y Héctor Darío Jiménez Velásquez, alias “Muñeco”.
Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
Jefferson Danis Girón Asprilla, alias “Calentura”, fue condenado a 48 años de cárcel por ordenar el secuestro y homicidio de dos menores de edad en la Comuna 8 de Medellín.

Girón Asprilla, de 23 años de edad,  fue capturado por la Policía Nacional el 6 de noviembre de 2014 en la ciudad de Cali y no se allanó a los cargos que le imputó la fiscalía por los delitos de doble secuestro simple agravado, doble tortura agravada, doble homicidio agravado y concierto para delinquir agravado.

 
Los hechos por los cuáles fue condenado alias “Calentura”, relatan que los jóvenes de quince y 16 años de edad, fueron sacados a la fuerza de una cancha de fútbol ubicada en el barrio Villa Lilian, Comuna 8, donde trabajaban como recreacionistas en un evento organizado por la Alcaldía de Medellín. Posteriormente, fueron hallados sus cuerpos decapitados y desmembrados cerca a una quebrada del sector.
 
De acuerdo con la investigación adelantada por un Fiscal especializado, el doble homicidio fue perpetrado por miembros de banda criminal “Los Negros”, porque las víctimas cruzaron una de las denominadas fronteras invisibles de la zona. 
 
Por los mismos hechos y delitos ya fueron condenados a 48 años de prisión, también por vía de preacuerdo, Dubián Arlesy Villada López, alias “Dubián”, y Héctor Darío Jiménez Velásquez, alias “Muñeco”.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario