Más de 40 años de cárcel para el asesino de su suegra e hija en el municipio de Caldas

Álvarez Yotagrí  se presentó voluntariamente a las autoridades el 27 de marzo y aceptó que dio muerte  a su hija y a su exsuegra.
Foto: Cortesía.
Foto: Cortesía. Jorge Elías Álvarez Yotagrí

Jorge Elías Álvarez Yotagrí fue sentenciado a 41 años y seis meses de prisión, por el homicidio de su hija, Natalia Álvarez, de 17 años de edad, y de la abuela de esta, de 67 años. El Juzgado Promiscuo del Circuito de Caldas, Antioquia, avaló el allanamiento a cargos del procesado.

Los hechos por los cuales Álvarez Yotagrí fue condenado, ocurrieron el pasado 18 de marzo de este año en Caldas, Sur del Valle del Aburrá, donde las autoridades encontraron sin vida a Rosa María Pava de Cuervo y se  alertó sobre la desaparición de la menor de edad, cuyo cráneo fue encontrado cuatro días después en la quebrada La Valeria del barrio la Inmaculada en la misma municipalidad.

Jorge Elías Álvarez Yotagrí es un exsoldado que se encontraba detenido en la cárcel de Máxima Seguridad de Itagüí, donde purga una condena de 28 años de prisión por el delito de homicidio.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas por un Fiscal Seccional de Vida, aprovechó un  permiso de trabajo para perpetrar el doble homicidio y luego regresar al centro penitenciario.

Álvarez Yotagrí, quien se presentó voluntariamente a las autoridades el 27 de marzo de este año, aceptó durante las audiencias de control de garantías que dio muerte  a su hija y a su exsuegra. Sin embargo, en la audiencia reservada, se negó a escuchar unos audios que tiene la fiscalía como parte de los elementos materiales probatorios.

 
Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA
Natalia Alvarez
Foto: Cortesía
cabeza_caldas
Foto: Cortesía. Labores de inspección del cráneo de la menor de edad hallado en Caldas.
cabeza_caldas2
Foto: Cortesía

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario