Juez avaló las pruebas de la Fiscalía en proceso por crimen de Jaime Garzón

La juez envió el proceso al Tribunal Superior de Bogotá, a la espera de una respuesta a favor o en contra de los dos defensores de las víctimas.

Jaime mediana
Foto: CORTESÍA.

Una juez especializada de Bogotá aprobó este miércoles las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la Nación, en relación con el proceso que se adelanta en contra del coronel en retiro, Jorge Eliécer Plazas Acevedo, por el crimen del humorista y periodista Jaime Garzón.

La juez aprobó la presentación de testigos de la Fiscalía, entre ellos Diego Fernando Murillo Bejarano, alias “Don Berna”, exjefe paramilitar quien se encuentra privado de la libertad en Estados Unidos. Igualmente, ordenó la presentación como testigo de Jesús Emiro Pereira, un desmovilizado de las AUC y quien se encuentra cobijado por la ley de Justicia y Paz.

Otro testigo autorizado para la Fiscalía será Darwin Lisimaco Betancourt Muñoz, desmovilizado de la guerrilla de las Farc, quien se encuentra actualmente privado de la libertad.

En la audiencia la juez decidió  que la presencia en el proceso de  los defensores de la compañera permanente del occiso, al igual que del hermano de Jaime Garzón, no era válido y por lo tanto no los reconoció, al considerar que no cumplían con la presentación de una demanda civil. Asimismo, la negó la petición de nulidad  del proceso, ya que según su posición, la solicitud no tenía sustento.

Jaime Garzón fue asesinado el 13 de agosto de 1999, en zona pública del barrio Quinta Paredes, al norte de Bogotá, cuando el comunicador se dirigía al noticiero de la Cadena Radio Net. (Lea también: En medio de impunidad, se conmemoran 16 años del homicidio de Jaime Garzón). 

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario