El cirujano Carlos Ramos Corena se defendió de las acusaciones en su contra

Este martes 8 de septiembre en rueda de prensa, Bernardo Alejandro Guerra se refirió a la demanda que el cirujano Ramos Corena habría interpuesto al municipio de Medellín, al Concejo y al concejal.

Carlos_Ramos_Corena_El_Palpitar
El cirujano Carlos Ramos Corena. Foto: CORTESÍA.

Frente a las constantes denuncias públicas que ha hecho el concejal de Medellín, Bernardo Alejandro Guerra, con el testimonio de algunas mujeres quienes dicen ser víctimas, en contra del cirujano, Carlos Ramos Corena, por malas prácticas en cirugías estéticas, el médico implicado se ha pronunciado en diferentes medios de comunicación desmintiendo todas las acusaciones y dando, según sus palabras, “la verdadera versión de los hechos”.

En diálogo con El Palpitar, Ramos Corena también habló de las acusaciones que se han hecho en su contra.

En reiteradas ocasiones el concejal Guerra ha hecho las denuncias ante los medios de comunicación, aunque sus pronunciamientos los viene haciendo desde 2008 y se ha referido a él como un “falso cirujano”.

Entre las denuncias más recientes están la de Lina María Londoño y Yenny Marcela Velasco, quienes el pasado 15 de julio, en las instalaciones del Concejo y en compañía de Guerra, acusaron al médico Carlos Ramos Corena, quien según ellas les practicó a ambas varias cirugías que les ocasionaron graves complicaciones de salud y daños físicos irremediables.

También se recuerda el caso de Tatiana Posada Jiménez, paciente que falleció en agosto del 2011 por un tromboembolismo muscular, quien se habría practicado una cirugía estética en la clínica de Ramos. 

Frente a estas denuncias, se le preguntó a Ramos a cerca de ¿qué procesos en su contra y por qué motivos se adelantan actualmente?

Antes de responder, el médico aclaró que “en esta pregunta hay que ser muy explícitos, pues es menester entender que la profesión médica conlleva obligaciones de medio pero no de resultado, salvo contadas excepciones, lo que significa que puede ser probable que cualquier paciente que se someta a una cirugía estética o a cualquier otro procedimiento quirúrgico en el campo de la medicina, sea de urgencias o electiva; sea de carácter estético, reconstructivo o correctivo, al momento de apreciar el resultado no quede al cien por ciento de satisfacción…”.

En cuanto a los procesos en su contra, Ramos afirmó que “admito que al día de hoy cursan en mi contra cinco indagaciones preliminares en la Fiscalía General de la Nación (Seccional Medellín), denuncias que han sido interpuestas por pacientes insatisfechas, las cuales  no han admitido o reconocido  que yo pertenezco a un grupo interdisciplinario que fue quien las intervino quirúrgicamente, lo cual quedó para todas en claro, cuando en aceptación del procedimiento y los riesgos que estos conllevan, firmaron el documento que acredita el consentimiento informado, el cual permite al paciente quedar debidamente ilustrado del procedimiento al que se va a someter, sus riesgos y sobre todo cual es el equipo interdisciplinario que lo va a intervenir y quien es el cirujano plástico responsable de este”.

Otro proceso que afronta el médico en Puerto Rico, frente  a este caso comentó que “sea lo primero manifestar que la causa de muerte de la paciente de Puerto Rico, quien desafortunadamente falleció un día después de ser intervenida por el equipo médico- quirúrgico del cual hice parte, no fue relacionada con la intervención que se había practicado, la causa de muerte según se ha podido saber fue por un embolismo graso, el cual es una reacción del cuerpo que es casi imposible prevenir y detectar.

Según informó Ramos, la investigación que le abrió la justicia de Puerto Rico no es por la muerte de su ciudadana, “la imputación está referida a un presunto ejercicio ilegal de la profesión médica, por no contar con la Licencia que en esa país expide la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica para poder ejercer la medicina en su territorio; porque consideran que realicé valoraciones médicas en dicho territorio, lo cual no corresponde a la realidad”.

También se le preguntó a Ramos por sus estudios y certificaciones, relacionados con la cirugía estética, debido a los señalamientos de que es un falso cirujano. “En efecto por haber cumplido satisfactoriamente con todos los requisitos legales y reglamentarios, obtuve el título de médico y cirujano otorgado por la Facultad de Medicina de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, habiendo cursado el último año del pensum académico de la carrera de medicina, correspondiente al internado rotatorio, en virtud de un convenio interuniversitario, en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín”, dijo al respecto.

Agregó que además del pregrado, ha realizado estudios de formación continua y avanzada en diferentes instituciones, nacionales y extranjeras, acreditadas para la enseñanza de la medicina y cirugía estética y procedimientos en este campo.

Disputa entre Guerra y Ramos

Rueda-de-prensa-falso cirujano2
Rueda de prensa con Bernardo Alejandro Guerra y supuestas víctimas de Carlos Ramos Corena. Foto: EL PALPITAR

El más reciente comunicado que se conoció de Guerra en relación con el caso de Ramos fue en el que el Concejal se refiere a la demanda que “el falso cirujano plástico Carlos Ramos Corena demandó al municipio de Medellín, al Concejo y al concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos por cuantía de mil 200 millones de pesos”, según señala la información.

De acuerdo con este comunicado, el concejal señaló que no conciliará con este falso cirujano plástico que “está en proceso de extradición por la justicia de los Estados Unidos y dijo que en los próximos días viajará a Bogotá para entregar detalles que permitan acelerar el proceso”.

Frente a estas palabras, Ramos afirmó que “el concejal sigue engañando a la comunidad debido a que la conducta por la que se adelanta la investigación en Puerto Rico no se encuentra tipificada en el Código Penal de ese país, sino en la ley de la junta de licenciamiento y disciplina médica. Conducta que no tiene dentro de la legislación penal colombiana regulación expresa y específica, por lo cual la solicitud de extradición es improcedente”.

Según Guerra, no solo Ramos Corena está pedido en extradición, sino que el proceso cobija a varios miembros de la “cadena delincuencial que tanto daño ha causado a mujeres del país y del exterior y en donde aparecen vinculados captadores de pacientes, anestesiólogos, auxiliares de enfermería, instrumentadotes y otros profesionales médicos”.

Por su parte, el cirujano también señaló que Guerra lo ataca por su “condición de costeño, lo que según él, puede corroborarse en los diferentes audios y expresiones del concejal hacia las personas de la costa.

Además, asegura que como agravante, está que ha sido el único médico que ha decidido defenderse a través de los diferentes mecanismos judiciales y constitucionales. “Yo lo he denunciado ante la Fiscalía, por injuria y calumnia, ante la Procuraduría General de la Nación he elevado quejas disciplinarias, he interpuesto acciones de tutela, todo en busca de la protección judicial e institucional de mis derechos fundamentales, pero él con su poder político y sus influencias ha realizado todas las gestiones tendientes a que estos asuntos no avancen y prescriban”.

Finalmente, Carlos Ramos Corena habló de todo las consecuencias que este caso le ha significado tanto para su vida profesional como para su familia. “En resumen mi familia y yo somos víctimas de este implacable ataque… esto es un verdadero matoneo que me ha llevado a disminuir al mínimo los pacientes que quieren ser atendidos por mi grupo medico interdisciplinario, mis hijos sufren bullying y persecuciones por parte de sus compañeros y amigos, al punto de haber tenido la necesidad de cambiarlos de colegio, mi madre se encuentra presa de una depresión…”, concluyó.

En relación con las partes, mientras Guerra Hoyos anunció que viajará a Bogotá para presentar detalles que permitan acelerar el proceso de extradición del “falso cirujano” a Estados Unidos, Ramos Corena presentó un documento con los antecedentes y requerimientos judiciales de la Policía Nacional en el que certifica que hasta el 23 de julio de 2015 no tiene asuntos pendientes con las autoridades judiciales, además de un certificado del Tribunal Superior de Ética Médica de Antioquia, expedido el 8 de julio de 2015, en el que se afirma que el médico no “presenta sanciones disciplinarias ético-profesionales interpuestas por este tribunal”.

El pasado 28 de julio el cirujano también se presentó ante la Fiscalía con su abogado para ponerse a disposición ante cualquier requerimiento, por lo que habrá que esperar qué dicen las autoridades en relación con este caso.

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario