Con una siembra, familiares homenajearán a los desaparecidos en “La Escombrera”

La actividad busca rendir un homenaje a los desaparecidos y exigir el pronto cierre de La Escombrera.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Este viernes, en La Escombrera, el que parece ser un lugar macabro donde permanecen sepultadas cientos de víctimas de la violencia en Medellín, varias de las organizaciones que desde hace más de una década pretenden esclarecer lo ocurrido en este sector de la Comuna 13, realizarán una siembra para homenajear a los desaparecidos que se calcula están enterrado allí.

El acto, que forma parte de las actividades de la “Semana por la Memoria”, tendrá lugar en Arenera, donde desde hace un mes equipos forenses establecieron el denominado Polígono uno donde trabajan en la exhumación de los cuerpos sin que por el momento hallan encontrado restos humanos, sí algunos despojos de prendas y atuendos propios de un lugar que solía ser un basurero.

La actividad busca “homenajear a los desaparecidos” y exigir el cierre de “La Escombrera”, donde familiares de víctimas sostienen que están enterrados la mayoría de los denunciados como desaparecidos.

La siembra, es liderada por las organizaciones “Mujeres Caminando por la Verdad”, el “Comité de Memoria de la Comuna 13”, el “Colectivo AgroArte”, “Casa de las Estrategias” y el “Museo Casa de la Memoria” de la Alcaldía de Medellín. 

El sector de La Escombrera, en el ámbito de la violencia en Medellín, es recordado por ser un escenario frecuente del conflicto desde hace más de medio siglo y donde tuvieron presencia de manera constante el M-19, las Farc y el Eln; además, los grupos paramilitares y las bandas criminales quienes se asentaron allí con el transcurrir de la mecánica del conflicto.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario