Otro hombre fue enviado a la cárcel por el homicidio de una líder en San Antonio de Prado

El procesado ya fue sentenciado en dos oportunidades por hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas y porte de estupefacientes.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Un hombre de 35 años de edad identificado como Jairo Andrés Gallo Marín, alias “Gallo”, fue enviado a la cárcel por ser el presunto coautor del homicidio de la líder comunitaria de San Antonio de Prado, Viviana Marcela Agudelo Zapata.

Los hechos por los cuales es enviado a la cárcel Gallo Marín, ocurrieron el pasado siete de mayo en el barrio El Limonar de este Corregimiento, cuando hombres encapuchados le propinaron ocho disparos a la señora Agudelo Zapata, quien a la postre falleció producto de las múltiples heridas.

Alias “Gallo”, quien  fue capturado este viernes por la Policía Nacional cuando acudió a una citación en la Unidad de Vida de la Dirección Seccional de Fiscalías de Medellín, no se allanó a los cargos que se le imputaron por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal agravado. 

Igualmente, el procesado ya fue sentenciado en dos oportunidades por hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas y porte de estupefacientes.

Por el homicidio de la líder comunitaria ya tiene medida de aseguramiento intramuros, Edwin Góez Ramírez, capturado el mismo día de los hechos por tropas del Batallón de Policía Militar Número 4, cuando huía del lugar con una pistola calibre 9 milímetros.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario