Alias “Otoniel” fue condenado por la masacre de Mapiripán

En la actualidad, las autoridades ofrecen hasta cinco millones de dólares por la ubicación de alias “Otoniel”.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Dairo Antonio Úsuga, principal cabecilla de la banda delincuencial “Clan Úsuga”, fue condenado a 40 años de cárcel por la masacre en Mapiripán, Meta, ocurrida entre el 15 y el 20 de julio de 1997, y en la que perdieron la vida al menos 49 personas.

De acuerdo con lo informado, el Juzgado Cuarto penal del Circuito Especializado de Villavicencio profirió la sentencia, al considerar que “Otoniel” participó de la masacre y lo hizo responsable de los delitos de homicidio agravado, secuestro extorsivo, terrorismo, desaparición forzada y concierto para delinquir.

“Incursionaron en las poblaciones divididos en los grupos ‘Águilas’ y ‘Dragones’, bajo el mando de ‘Otoniel’ o ‘Mauricio’, quien estuvo en Mapiripán y luego en la Cooperativa”, dice un aparte de la sentencia proferida.

En la masacre de Mapiripán, más de 200 integrantes de las AUC, liderados por Carlos Castaño, llegaron por tierra y por río hasta el municipio y, con lista en mano, masacraron a quienes llamaban “colaboradores de la guerrilla”.

Fueron cinco días con sus noches, en los que los paramilitares torturaron y asesinaron a más de 49 personas, a quienes sindicaron de hacer parte de las células guerrilleras.

En la actualidad, las autoridades ofrecen hasta cinco millones de dólares por la ubicación de alias “Otoniel”, quien en el momento es el líder delincuencial más buscado de Colombia.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario