Caso de ataque a dos hermanos en Castilla, tiene un nuevo condenado

La sentencia fue proferida por el juzgado 2 Penal del Circuito de Medellín, sala que avaló el preacuerdo pactado entre las partes.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Hector Yadid Ángel Ocampo, alias “Cangri”, fue condenado a 15 años y tres meses de cárcel sindicado de hacer parte del ataque armado en el que murió Julio Andrés Maury Gómez y resultó herido su hermano, Daniel Felipe Maury Gómez.

El ataque contra los hermanos Maury Gómez, ocurrido el 2 de diciembre de 2012, se presentó cuando ambos fueron interceptados por miembros de un grupo delincuencial, que delinque al noroccidente de Medellín, quienes pretendían darles muerte en una residencia deshabitada del barrio Castilla de la capital antioqueña.

Tras el encuentro entre los jóvenes y los atacantes, Julio Andrés, de 20 años de edad, fue ultimado con arma de fuego, mientras que su hermano logró huir y dio aviso a las autoridades sobre el ataque del que habían sido víctimas.

Alias “Cangri”, el hoy condenado, deberá responder por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal. La decisión en primera instancia fue apelada por la defensa ante el Tribunal Superior de Medellín.

Por los mismos hechos y delitos ya fueron condenados a 35 años de prisión, Juan Carlos Higuita Gómez, alias “El Pastuso”, y Yeison Stiven Arboleda Ricardo, alias “Larry”. Además, Juan Felipe Guerra Echavarría, alias “Patiño”, y Jaime Ortiz Muñoz, alias “Collar”, recibieron sentencia por 17 años y seis meses de prisión.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario