Medida de aseguramiento para alias “Móvil Cinco” por el homicidio de Héctor Abad Gómez

Alias “Móvil Cinco” permanece recluido desde 2014 en la cárcel La Picota donde purga una pena por diferentes delitos.

El Médico Héctor Abad Gómez, asesinado en Medellín el 25 de agosto de 1987 Foto: Cortesía
El Médico Héctor Abad Gómez, asesinado en Medellín el 25 de agosto de 1987 Foto: Cortesía

Manuel Salvador Ospina, alias “Móvil Cinco”, fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario como partícipe del asesinato del profesor y defensor de derechos humanos antioqueño, Héctor Abad Gómez, perpetrado en Medellín el 25 de agosto de 1987 en cercanías a la sede de ADIDA y que fue declarado como de lesa humanidad.

Alias “Móvil Cinco” permanece recluido desde 2014 en la cárcel La Picota donde purga una pena por diferentes delitos, y allí fue notificado de la medida de aseguramiento preventiva.

“A nosotros nos importa mucho más la verdad que la misma justica, claro que la impunidad es muy grave pero para nosotros lo más importante es la verdad y esto permitiría llegar sino a la justicia completa, sí a la verdad de qué fue exactamente lo que pasó”, afirmó Héctor Abad Faciolince en entrevista con la cadena Blu Radio.

En esta nueva investigación, Manuel Salvador Ospina deberá responder por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir y lesiones personales como presunto coautor del homicidio del señor Abad Gómez.

Alias Móvil Cinco Foto: Cortesía
Manuel Salvador Ospina, alias “Móvil Cinco”. Foto: CORTESÍA

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario