Un taxista fue asegurado como presunto coautor de un homicidio

Los hechos ocurrieron el pasado 24 de junio en el sector conocido como El Naranjal.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Luis Fernando Zapata Jaramillo, un hombre quien se dedicaba a trabajar como taxista, fue asegurado con detención domiciliaria por el Juzgado 35 Penal Municipal de Medellín, pese a que no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía por los delito de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal agravado.

De acuerdo con los datos entregados por las autoridades, el arma portada por Zapata Jaramillo fue utilizada para atacar a José Rafael Salgado Colina, de 33 años, quien fue herido con arma de fuego el pasado 24 de junio en un establecimiento comercial del sector de El Naranjal, ubicado en la Calle 43 #63D.

Según la investigación que adelanta un Fiscal Seccional de la Unidad de Vida, Zapata Jaramillo parqueó su taxi e ingresó al local donde se encontraba la víctima; luego salió del lugar, realizó una llamada desde su celular e hizo una señal a la persona quien en ese momento llegó y disparó en contra del hombre de 33 años. Ambos se montaron en el taxi que el procesado conducía y huyeron del lugar.

El Juzgado 35 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, concedió a Zapata Jaramillo la prisión domiciliaria solicitada por la defensa, porque según el dictamen médico presentado en la audiencia, el procesado sufre una enfermedad terminal.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario