Cemento adulterado sería utilizado para hacer viviendas de interés social

La acción del CTI permitió desmantelar ocho fábricas clandestinas de cemento.

Foto: ARCHIVO. Se utiliza para ilustrar la nota.
Foto: ARCHIVO. Se utiliza para ilustrar la nota.

La Fiscalía General de la Nación, mediante 17 allanamientos en Bogotá, Bucaramanga, Armenia, Villavicencio y Neiva, logro la incautación de cien toneladas de cemento no adecuado para la construcción, que hace parte de un lote del cual se habría empleado una parte en proyectos de vivienda de interés social (VIS),

De acuerdo con lo informado por la Fiscalía, en el operativo fueron capturadas 12 personas sindicadas de participar en esta acción ilícita y de utilizar los nombres de varias empresas cementeras legalmente establecidas.

El informe revelado por Danny Julián Quintana, director nacional del Cuerpo Técnico de Investigación –CTI- de la Fiscalía, enfatiza además en que estas personas preparaban un producto que no cumplía con los estándares internacionales que le dan sismo resistencia al cemento.

“Lo más grave es que se empleó en algunos proyectos de vivienda de interés social. La investigación se dirigirá hacia allá para ver cuáles son los profesionales responsables de haber adquirido el cemento para estas construcciones”, pues, explicó Quintana, “en algunos casos las personas que responden por las obras sí sabían del origen ilegítimo del cemento”.

“El resultado de esto (cemento adulterado) genera debilidad en las edificaciones y a la hora de movimientos telúricos o dificultades geológicas de otro origen, pueden caer más fácilmente”, afirmó Quintana.

La acción del CTI permitió desmantelar ocho fábricas clandestinas de cemento y la incautación de equipos para falsificar las etiquetas de las empresas públicamente reconocidas.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario