Alias “Gomelo” fue condenado a siete años de cárcel

Alias “Gomelo” fue capturado el pasado 12 de agosto en el barrio Laureles de Medellín.

Alias “Gomelo” fue capturado el pasado 12 de agosto en el barrio Laureles de Medellín. Foto: ARCHIVO
Alias “Gomelo” fue capturado el pasado 12 de agosto en el barrio Laureles de Medellín. Foto: ARCHIVO

Edison Maya Ríos, alias “Gomelo”, fue condenado a siete años de cárcel luego de un pacto con la justicia, sindicado de ser el cabecilla de la banda delincuencial “Los Chatas”, organización que tendría nexos, entre otros, con el “Clan Úsuga” y que despliega su accionar delictivo en los municipios del Norte del Valle del Aburrá.

Maya Ríos, capturado en el barrio Laureles el pasado 12 de agosto de 2015, habría empezado a delinquir hace más de 20 años al lado de su hermano “Merchán”, quien fuera asesinado en 2001. Desde entonces, él habría seguido su accionar delictivos pero siempre con un bajo perfil que le permitió esquivar a la justicia durante todos estos años.

Su papel en las organizaciones criminales, estaba basado principalmente en el manejo de finanzas y lavado de dinero que se realizaba a través de compraventas ubicadas en Medellín, Chocó, Valle del Cauca, Panamá y Ecuador.

Igualmente, hizo parte del grupo de integrantes de “Los Chatas” que el pasado 10 de diciembre fue incluido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en la llamada Lista Clinton.

“El poderoso grupo Los Chatas está involucrado en el tráfico de drogas y una serie de crímenes violentos, como la extorsión, el asesinato y el robo por parte de La Oficina de Envigado”, dijo el Secretario de la OFAC, el director John E. Smith. “El Tesoro continuará apuntando a aquellos que alimentan el comercio ilegal de drogas de La Oficina de Envigado y la violencia brutal”.

Según el informe, la estructura criminal está comandada por Juan Carlos Mesa Vallejo, alias “Tom”, quien ya había sido incluido en la lista, al igual que miembros como Edison Maya Ríos, alias “Gomelo”; Geova Buriticá Hincapié, alias “Camilo Chata” o “Mi Viejo”; y Jorge Oswaldo Zapata Berrio también conocido como “Jonás”.

Se presume que dada la cercanía que este hombre alcanzó a tener con la familia Castaño Gil y sus antecedentes como paramilitar, se permitió tener relaciones estrechas con los máximos cabecillas de la denominada “Oficina” de Envigado, los ya capturados “Sebastián”, “Valenciano” y “Frank”.

Además, alias “Gomelo” estaría detrás de las extorsiones hechas a constructoras que, además de tener que pagar altas sumas de dinero, se veían obligadas a contratar miembros de las estructuras criminales y hasta facilitar acceso a los apartamentos de forma legal.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario