Cuatro guerrilleros del ELN fueron condenados por el asesinato de policías en Tarazá

Los condenados deberán responder por los delitos de homicidio múltiple agravado, tentativa de homicidio agravado, secuestro simple agravado y hurto calificado y agravado.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Edwin Mauricio Hincapié Betancur, alias “Mocho Alex”; Jorge Luis Soto González, alias “Juan Carlos”; Sebastián Bustamante Zabala, alias “Jefferson”; y Anuar Dilley Jumi Majore, alias “Angustias”, integrantes del ELN, fueron condenados a 27 años de cárcel luego de que fuera avalado el preacuerdo celebrado entre las partes, por su participación en una emboscada a una patrulla de la Policía Nacional en la que murieron un suboficial y tres patrulleros.

Los hechos investigados ocurrieron en la vereda Bejuquillo del municipio de Tarazá, Antioquia, el 17 de febrero de 2014, cuando fue atacada una patrulla antinarcóticos que prestaba vigilancia a un grupo de erradicadores de matas de coca.

En la acción resultaron muertos el subintendente Gabriel Enrique Orozco Calle y los patrulleros Juan Sebastián Sierra Giraldo, Juan Camilo Santana García y José Humberto Soto González.

Luego de la emboscada, los subversivos secuestraron al uniformado Rafael Eduardo Sierra Acosta, quien fue liberado 17 días después en la misma zona.

De acuerdo con el informe oficial, la guerrilla hurtó además cinco fusiles, diez granadas de fragmentación, un lanzagrandas, mil 950 cartuchos de diferente calibre y un radio de comunicaciones.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario