Ocho años de cárcel para el exalcalde de Puerto Nare, Robinson Restrepo

La investigación está relacionada con la firma de cinco convenios de prestación de servicios por más de 365 millones de pesos.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Robinson Alberto Restrepo Noriega, ex alcalde de Puerto Nare, fue condenado a ocho años de prisión por el Juzgado Promiscuo del Circuito de Puerto Berrío, por cinco delitos de peculado por apropiación, cinco celebraciones de contratos sin cumplimiento de los requisitos y cinco delitos de interés ilícito en la celebración de contratos.

De acuerdo con los datos entregados por la Fiscalía, la investigación está relacionada con la firma de cinco convenios de prestación de servicios por valor de 365 millones 120 mil pesos para la fumigación de insectos, voladores y rastreros en el relleno sanitario del municipio. 

Igualmente, la Fiscalía estableció que los contratos fueron firmados  entre 2004 y 2007pero no se ejecutaron, y que toda la contratación se pagó el 8 de diciembre de 2007, antes de terminar el periodo del mandatario local.

A su vez, durante el transcurso de la investigación, la Fiscalía logró determinar que el contratista de manera extraña cobró los cheques y los endosó a nombre de terceros.

Restrepo Noriega reintegró diez millones de pesos y aceptó cargos durante la audiencia preparatoria; sin embargo, el fallador le negó el beneficio de la prisión domiciliaria y ordenó su captura inmediata.

Al momento, el caso se encuentra en un caso de apelación de la primera instancia que fue presentada por la defensa ante la Sala Penal del Tribunal Superior.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario