A la cárcel los policías que habrían colaborado con “Los Chatas” en Bello

Según la Fiscalía, los uniformados enviados a la cárcel recibían dineros de la banda por divulgar información de operativos, por no cerrar plazas de vicio y hasta liberar jíbaros capturados.

Foto: Cortesía.
Foto: ARCHIVO

El Juzgado 2 Penal Ambulante de Antioquia envió a la cárcel a los seis policías que fueron señalados de ser colaboradores de la estructura criminal de “Los Chatas” en el municipio de Bello, norte del Valle del Aburrá.

De acuerdo con información suministrada por la Fiscalía, los uniformados  estaban dentro de la nómina de la organización delincuencial Los Chatas, y les advertían sobre operativos que se realizarían en contra de esta banda criminal.

Asimismo y presuntamente, los miembros de la institución recibían 2 millones de pesos para permitir el funcionamiento de plazas de vicio y la devolución de estupefacientes incautados.

En caso que se presentaran capturas, los acusados pedían un millón de pesos para no presentar a los jíbaros ante la Fiscalía.

Finalmente, los investigadores revelaron que el subintendente asegurado habría suministrado información a la banda sobre la llegada de un Policía Judicial al municipio,  y las placas de los vehículos en que se movilizaban funcionarios de otras ciudades.

Los presuntos colaboradores son el subintendente Harold Mejía Rodríguez, alias Canoso o El Abuelo, de la Seccional de Inteligencia Policial (Sipol) y los patrulleros Juan Carlos Cárdenas Morales, alias Cárdenas; Iván Mauricio Moreno Rivera, alias Moreno; pertenecientes a la Sijín, Hernán David Arenas Pareja, alias Arenas; Yuber Chaverra Leudo, alias El Negro, morcilla, Mi Nené o Monaguillo y Albert Antonio Vargas Castillo, alias Vanegas, Rolo o Rolito adscritos a estaciones a  estaciones de Policía   de Bello.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario